Pesadillas en Sudamérica

México sueña con hacer historia en el Mundial pese a los malos antecedentes en el Cono Sur

México afrontará en Brasil 2014 el reto más grande en sus 15 asistencias a Copas del Mundo con una selección acrisolada por el éxito olímpico de 2012, la experiencia de los jugadores que actúan en Europa y hasta el fracaso en la eliminatoria de la Concacaf.

Campeones olímpicos de Londres 2012, del Mundial Sub-17 de 2005, figuras de trayectoria en Europa y jugadores que saben lo que es ser campeón de liga lucharán por igualar, al menos, el pase a los octavos de final que no falla desde Estados Unidos 1994.

Las selecciones mexicanas que estuvieron en Chile 1962 y Argentina 1978 levantaron grandes esperanzas y se fueron a la primera ronda; en 1994, México dio un paso y se consolidó como un cuadro competitivo, pero nunca ha logrado ir más allá de la fase de octavos.

El anfitrión y pentacampeón Brasil como el rival casi infranqueable, el debut ante Camerún y el cierre frente a Croacia lejos de asustar al técnico Miguel Herrera le hacen soñar con romper la barrera del llamado “quinto partido” en los cuartos de final.

 

Más información en: http://brasil2014.yucatan.com.mx/

Crecimiento

La historia mexicana en Copas del Mundo está marcada por las derrotas más que por los éxitos. Hasta 1994 pasó lista de presente, salvo cuando fue local, y desde 1994 no ha fallado en ninguna cita de los octavos de final.

El vuelco comenzó con la Copa del Mundo Sub-17 de 2005, con Giovani dos Santos, que representa la sangre brasileña en el equipo mexicano, y llegó al oro olímpico con Oribe Peralta, Jesús Corona y Carlos Salcido como refuerzos. El equipo del “Piojo” Herrera tiene valor agregado con otros campeones olímpicos como Marco Fabián de la Mora, Diego Reyes, Héctor Herrera, Miguel Ponce, Javier Aquino y Giovani dos Santos, quien además fue monarca Sub-17, lo mismo que Héctor Moreno.

Fantasmas sudamericanos

El Tri tendrá la oportunidad de terminar con la historia de fracasos que arrastra en las magnas citas disputadas en Sudamérica. Una victoria y 11 derrotas, con 38 goles en contra y 11 a favor en 12 partidos es el saldo del Tricolor en los cuatro mundiales que ha jugado en países sudamericanos: Uruguay 1930, Brasil 1950, Chile 1962 y Argentina 1978.

El Tri comenzó el primer Mundial de la historia con el pie izquierdo: Francia lo goleó 4-1, Chile le propinó un 3-0 y Argentina lo despidió 6-3.

En 1950, el Tri inauguró el torneo en el Estadio Maracaná y el Brasil lo derrotó 3-0. El portero Antonio “La Tota” Carbajal jugó la primera de sus cinco copas y con él bajo los tres palos, México cayó también 4-1 ante Yugoslavia y 2-1 con Suiza.

La mejor actuación en Sudamérica del Tri se dio en 1962. Perdió en su debut 2-0 con Brasil, que necesitó un doblete de Pelé, y España le ganó hasta el último minuto. En su despedida, superó con autoridad, 3-1, a Checoslovaquia, que jugó después la final con Brasil.

Se trató de la primera victoria de México en la historia de los mundiales.

Sin embargo, la gran pesadilla sudamericana se dio en 1978: tres derrotas y último lugar del torneo al caer con Túnez (3-1), Alemania (6-0), que le propinó su peor derrota al Tri, y con Polonia (3-1).- EFE y El Universal

“Piensas en ganar los tres (partidos), pero pensar en Camerún es lo importante”.

Migue Herrera

Técnico de México




Volver arriba