Peculiares festejos seguirán: Herrera

Peculiares festejos seguirán: Herrera

"El Piojo" expresó que es complicado contener su euforia

Miguel Herrera festejó eufórico los goles del Tri ante Croacia

Lo que a Miguel Herrera le asombra de él es precisamente la sorpresa mundial que propicia por sus efusivas, pero ya típicas celebraciones.

Pese a que está concentrado en el partido contra Holanda, el director técnico del Tricolor se da un tiempo para revisar su teléfono. Una vista a cualquier red social basta para hallar nuevos “memes” basados en esos festejos que le han dado la vuelta al orbe.

“Lo he hecho siempre. De repente, en las redes sociales dicen que, de jugador, no festejaba igual, pero también bailaba y hacía… Me tocó la época de Toros Neza”, recuerda “El Piojo”.

Sin importarle lo que la gente piense. La idea colectiva es que el entrenador debe ser quien transmita serenidad a su equipo, más el ex zaguero recuerda que también involucran sentimientos, por lo que -en su caso- resulta bastante complicado no desahogarse cuando los futbolistas que dirige estremecen las redes adversarias.

Celebraciones virales

Desde su perspectiva, hay dos factores que hacen virales las celebraciones que protagoniza: la relevancia del cargo que ostenta y los avances tecnológicos, esos que permiten tener cámaras que siguen a los entrenadores durante todo el encuentro.

“Ahora hay cámaras atrás, checando cómo festejo, pero no voy a dejar de hacerlo, porque eso no es que uno lo piense, sino sale cuando estás con la tensión del juego, observando a los muchachos, gritándoles para que reaccionen”, dijo.- EL UNIVERSAL

“Piojo” | Celebraciones

Herrera afirmó que a veces sus festejos son producto de la euforia durante el juego.

Suben de tono

“El Piojo” comentó que le es difícil contenerse, sobretodo si fueron perjudicados por el árbitro. “Es difícil contener, porque a veces se te complica (el panorama)”, subrayó.

A la par con los Tricolores

Herrera dijo que espera seguir en boca de todos pues eso sería porque México sigue avanzando.




Volver arriba