Natal, de Brasil, ya es más mexicana que nunca

NATAL, Brasil (Notimex).- Como si fuera la estación del tren ligero más cercana al estadio Azteca, el aeropuerto de esta ciudad se convirtió en el punto de reunión al que cientos de mexicanos hicieron su arribo, a sólo horas de que la selección de México debute en la Copa del Mundo Brasil 2014 ante Camerún.

El “rito” de todo mexicano en vísperas de ver al Tri fuera o dentro del país es muy similar, como principal característica el buen ánimo y que siempre trata de dejar en claro de donde proviene.

El folclor nacional es bien conocido: los sombreros y, desde hace años, las máscaras de luchadores son algo distintivo, sobre todo la de Rey Misterio, la cual es bastante cotizada no sólo entre los locales, sino también entre los seguidores de Camerún, que en mucho menor número también empezaron a llegar.

Los seguidores de los “Leones indomables” no perdieron la oportunidad de hacer un intercambio con los mexicanos, de playeras, y al mejor estilo del “mercado de piernas” en Cancún querían sacar la mayor ventaja.

El pacto ya estaba hecho: una playera original del Tri por una de Camerún, sólo que el africano no se despojó de la que portaba, sino que de una mochila sacó una digna de cualquier mercado de la ciudad de México, es decir, más “pirata” que “barba negra”, lo que provocó que la negociación se fracasara.

De la misma forma en que la afición hizo su arribo a esta sede mundialista, la seguridad se incrementó, era posible observar efectivos de la policía municipal, seguridad privada y la Fuerza Nacional a la expectativa de cualquier situación que pudiera presentarse.

Al igual que casi todas las sedes, se sigue dando una “manita de gato” en los alrededores de la terminal aérea, donde se puede observar a trabajadores que, bajo el rayo inclemente del sol, se empeñan en que esta ciudad ofrezca su mejor cara para los visitantes.




Volver arriba