México, contra todo

Un efectivo Tricolor se sobrepuso a dos yerros del árbitro y ganó 1-0

Decenas de aficionados yucatecos se dieron cita ayer en el Monumento a la Patria, luego de que se concretó el triunfo

Para conjurar los fantasmas de la eliminatoria y obtener su primer triunfo en este Mundial, México recurrió a una fórmula que tuvo un éxito probado hace apenas dos años en los Juegos Olímpicos de Londres.

Bajo una incesante lluvia, Giovani dos Santos sacó un disparo dentro del área que fue desviado por el portero Charles Itandje, y Oribe Peralta llegó oportuno para empujar el rebote a los 61 minutos.

“El equipo hizo un gran trabajo. Pudimos haber metido más goles, pero desafortunadamente las condiciones no son a las que estamos acostumbrados”, comentó el técnico Miguel Herrera.

Y es que antes del gol de Peralta, México se vio perjudicado por dos decisiones cuestionables del árbitro, que habrían terminado en goles de Dos Santos. El delantero del Villarreal estremeció las redes a los 11 y 29 minutos, pero el juez de línea colombiano Humberto Clavijo anuló ambas jugadas por posición adelantada, que evidentemente no lo fueron. Una enorme mancha sobre el partido.

“La verdad que el arbitraje nos saca dos goles que eran claritos, pero a final de cuentas hay que trabajar. Llegamos con tres puntos al siguiente partido y con el ánimo a tope”, señaló Herrera.

El autor del gol, Oribe Peralta, destacó que aunque las condiciones no fueron las propicias por la gran cantidad de lluvia que cayó antes del encuentro, no tuvieron problemas pues así entrenaron toda la semana.

“Toda la semana entrenamos así (con lluvia) y eso nos ayudó bastante. Hicimos un muy buen partido, por ahí pudimos haber anotado más goles, pero esto es así”, señaló Peralta, quien advirtió que México no debe echar las campanas al vuelo.

“Todavía estamos muy lejos del objetivo. Estamos contentos por el gran paso que dimos hoy, pero aún nos quedan dos partidos por delante para llegar a la siguiente fase. Tenemos que festejar cuando hayamos conseguido algo”, apuntó.

Marea Tricolor en Brasil

Al menos 15,000 mexicanos compraron boletos para el partido en el que México se impuso a Camerún, de acuerdo con la Federación Mexicana. Pero incluso ese estimado podría ser demasiado bajo.

La Arena das Dunas lució por momentos como una sucursal del Estadio Azteca, con las canciones, los gritos y el atuendo peculiar de muchos espectadores. Varios llevaban el tradicional sombrero de charro, que resultó particularmente útil para guarecerse del tremendo aguacero.

“Mi sombrero fue hoy mi paraguas”, dijo un aficionado mexicano.- AP

Etiquetas:, ,