Metiendo gol

 

Por: Freddy Sansores

En los partidos de cuartos de final, Francia Vs. Alemania y Brasil Vs. Colombia, en el papel los favoritos son el anfitrión y los teutones, pero no la tienen fácil. Si quieren ganar tendrán que demostrar el fútbol de su historia, los dos han sido campeones del mundo, aunque también Francia.

En el duelo entre europeos se avecina un fútbol de fuerza, vertical de un ir y venir hacia las porterías.

Sin duda alguna se espera un buen partido.

En el duelo entre sudamericanos se antoja un fútbol “bonito”, de gambetas, de pasarse el balón entre las piernas. Un fútbol que agrada y que le gusta a los aficionados, con magia.

Los dos partido tendrán un fútbol digno de un Mundial.

Sin margen de error

Esperemos que el arbitraje suba de nivel, aunque hasta ahorita, las amonestaciones y las expulsiones han sido bien calificadas, son pocas las tarjetas que han tenido discusión. Probablemente faltan más amarillas para los que golpean y para los que simulan las faltas.

El árbitro debe estar muy pendiente del jugador que golpea, porque si lo hace y no marca la falta, dos cosas pueden suceder: que el golpeado cobre venganza o que cuando se acerque el defensor, para evitar ser lesionado, simule una falta.

Si el silbante está pendiente y amonesta al golpeador o al simulador, tendremos mejor fútbol en la recta final del Mundial Brasil 2014.




Volver arriba