Metiendo gol

Por: Freddy Sansores

Ayer, en una jugada del partido Francia Vs. Nigeria, un defensa galo sujetó a un delantero africano, lo inmovilizó y cayeron al suelo estando en el área penal, al momento de cobrarse un tiro de esquina.

¡Un claro penal!, gritaron los comentaristas en la televisión. El de jugador de Nigeria se levantó y se fue a su posición, como si nada hubiera pasado.

Cabe aclarar que el balón pasó por encima de ellos y por la potencia que llevaba era difícil ser alcanzado.

El árbitro se acercó al defensa y con ademanes entendí que le dijo que no juegue de esa forma. Los comentaristas reprobaron esa actitud, diciendo: “No tiene que decirle cómo jugar, él debe sancionar el penal y nada más”.

Pero nadie reclamó, nadie del cuerpo técnico gritó o aporreó algo al suelo. Nadie insultó ni se peleó con el cuarto árbitro. Nadie nada.

Y eso que acababan de anularle un gol a los de Nigeria por un fuera de lugar que fue bien marcado.

El partido siguió, Nigeria perdió 2-0 y ni se calentó ni se enfrió por la decisión de los árbitros. Se despidió del Mundial. Así es como debe jugarse el fútbol.




Volver arriba