Matar o morir

Comienza el "verdadero" Mundial con los octavos de final, a jugarse desde mañana

1 / 4


El alemán Per Mertesacker le gana el balón al estadounidense Clint Dempsey. Sobre estas líneas: el coreano Kim Young-gwon, en disputa con el belga Anthony Vanden; el cabezazo de Islam Slimani ante el arquero ruso Igor Akinfeev, que significó el gol que calificó a los argelinos, quienes aparecen celebrando


La primera ronda del Mundial se saldó con un abrumador dominio del continente americano, que metió a ocho de sus 10 equipos en los octavos de final por primera vez en la historia.

La jornada restableció algo del alicaído prestigio europeo con el cierre de los grupos G y H. Alemania derrotó 1-0 a Estados Unidos, aunque ambos equipos se clasificaron, y Bélgica superó por el mismo marcador a Corea del Sur.

Alemania enfrentará a Argelia y Bélgica a Estados Unidos en la segunda ronda.

También trajo reivindicación para África, que por primera vez tendrá dos representantes en los octavos de final después de la clasificación de Argelia gracias a su empate 1-1 con Rusia. Nigeria es la otra selección que avanzó de esa región.

Los tres técnicos italianos: Fabio Capello (Rusia), Alberto Zaccheroni (Japón) y Cesare Prandelli (Italia) se despidieron, un contraste con los tres argentinos que avanzaron: Alejandro Sabella (Argentina), Jorge Sampaoli (Chile), y José Pekerman (Colombia).

El gran fiasco fue la confederación asiática, pues ninguno de sus cuatro representantes sobrevivió.

Pero haciendo los detalles a un lado, el balance general sólo resiste una conclusión: Brasil es, por ahora, tierra fértil para los americanos. Ecuador y Honduras fueron los únicos que desentaron.

Sudamérica ya aseguró al menos un semifinalista, pues los ganadores de las llaves Colombia-Uruguay y Brasil-Chile se enfrentan en los cuartos de final, mientras que por el otro lado del cuadro, Argentina se aferra al genio de Leo Messi para vencer a Suiza.

La Concacaf también lleva un paso inédito, al meter a tres de sus cuatro representantes en octavos: Estados Unidos, México y Costa Rica.

Los ticos querrán seguir sorprendiendo cuando enfrenten a Grecia en un cruce por el que nadie habría apostado y México pone a prueba su renovada confianza ante Holanda, el equipo más goleador de la primera fase con 10 tantos. Bélgica, Holanda, Colombia y Argentina fueron las únicas selecciones con pleno de puntos en la primera etapa. Francia completa los cruces de “octavos” ante Nigeria y Uruguay regresará al estadio Maracaná por primera vez en un Mundial desde el “Maracanazo”.

Gran primera ronda

El torneo de Brasil, con un promedio de 2.8 goles por partido resultó muy atractivo y emocionante.

Con su cuarto tanto logrado ayer, Thomas Muller alcanzó a Neymar y Lionel Messi en lo más alto de la tabla de cañoneros. El goleador de hace cuatro años en Sudáfrica ya suma nueve tantos en la máxima cita del fútbol con apenas 24 años, y escala peligrosamente hacia al récord de 15 que comparten su compatriota Miroslav Klose y el brasileño Ronaldo.

“Thomas es la clase de jugador que no necesita dos oportunidades. Le basta con una y la mete”, lo elogió Juergen Klinsmann, el derrotado técnico de Estados Unidos.

El arquero estadounidense Tim Howard se zambulló para desviar un disparo, el balón fue hacia Muller, quien hizo eso que sabe hacer tan bien. Empujar con serenidad hacia las redes el esférico, a segundo poste. “Vi que la pelota rebotó hacia mí, alejándose del arquero”, dijo Muller, con un pequeño parche y puntos de sutura en la ceja derecha por una colisión en su partido previo. “Sólo me concentré en el balón y en el poste contrario, y le pegué como creí que debía hacerlo”.

“A todos los países del mundo les encantaría tener a Thomas Muller en sus equipos, sin duda alguna”, contempló Klinsmann.

Sin un centrodelantero clásico, Muller usualmente ejerce como la punta de lanza del ataque teutón.

“Actualmente, es muy difícil que cualquier rival frene a Mueller, porque es un jugador muy inteligente y siempre encuentra una forma de meterse al área”, dijo su técnico, Joachim Low.

“Está en gran forma desde hace semanas, y da la impresión de que meter goles es muy fácil para él”. El germano metió 26 goles con el Bayern la temporada previa a la Copa del Mundo.

Tras el partido, Low se dijo contento por el pase del equipo de su amigo Klinsmann.

“Bueno, primero le pregunté (a Klinsmann) por el resultado del otro partido. No lo sabía, y él me dijo que habían avanzado, y le dije ‘me alegra’”, relató Low. “Era un grupo difícil y los estadounidenses eran un poco los más desfavorecidos. Todos consideraban a Portugal como un favorito para avanzar… (Los estadounidenses) tienen calidad, luchan, pueden correr y son un oponente difícil. Si vences a Ghana, y empatas con Portugal, creo que mereces pasar a la siguiente ronda”.- AP




Volver arriba