Más cerca que nunca: la hora de la verdad

Por: Aarón Montero

La hora de la verdad llegó para el Tri. Este domingo tendrá la oportunidad de alcanzar al fin el tan anhelado -y cacareado- quinto partido que se nos ha escapado en mundiales anteriores.

En los últimos años Argentina, Alemania y Estados Unidos se encargaron de borrar ese sueño, al menos en dos ocasiones estando a sólo unos minutos de terminar los partidos.

Quienes me conocen saben que lo que voy a decir no es porque ya se superó la etapa de grupos, sino lo dije antes de que empezara el Mundial, cuando los nubarrones del temporal que representó la eliminatoria hicieron pensar a muchos que ni caso tenía estar en la máxima justa del fútbol: Ahora es cuando veo más cerca que nunca llegar a ese quinto partido… y si me apuran, más allá.

Las razones que veo son varias, pero las principales a mi juicio son la mentalidad ganadora que Miguel “El Piojo” Herrera ha permeado en los jugadores, la sed de “revancha”, por diferentes motivos, que tienen varios de ellos -Andrés Guardado, Javier Hernández, “El Maza” Rodríguez e incluso Rafa Márquez- y el tesón, lucha y buen fútbol que demostraron en los partidos de la fase de grupos ante rivales de características totalmente diferentes.

La tarea no es fácil, nada menos que la Holanda de Robin van Persie y Arjen Robben, nombres que por sí solos infunden respeto, pero no más que el que infundía Neymar, Oscar, David Luiz.

Es momento de apoyar con todo a la Selección, de acabar con los miedos y de creer en la capacidad de los futbolistas mexicanos, que la han demostrado en copas América, mundiales de categorías juveniles y las olimpiadas…

Falta dar un paso más y este domingo es el momento de darlo.

RemateA fin de cuentas yo me preparo para disfrutar, gozar de un partidazo de fútbol. Si Holanda nos supera a la buena, a reconocer al rival, y si México vence a la Naranja, a reconocer al rival, porque para que haya una competencia de gigantes los dos tienen que serlo.




Volver arriba