Luis Suárez divide opiniones

Los charrúas se solidarizan con el sancionado astro

El uruguayo Luis Suárez saluda a los aficionados charrúas  desde  balcón de su domicilio en Montevideo

El delantero uruguayo Luis Suárez regresó ayer a su país, menos de 24 horas después que la FIFA le impuso un duro castigo por morder a un defensa italiano, en partido de la fase de grupos de la Copa del Mundo.

Suárez era esperado desde anoche en el Aeropuerto de Carrasco, de Montevideo, hasta donde acudieron centenares de hinchas y hasta el propio presidente José Mujica, quien, al igual que los aficionados, se retiró ante el atraso del avión que transportaba al jugador.

La FIFA castigó a Suárez con una multa de 112 mil dólares, la suspensión por nueve partidos oficiales con su selección y de cuatro meses de toda actividad vinculada con el fútbol profesional, por haber mordido al zaguero italiano Giorgio Chiellini.

El presidente charrúa aseveró que la drástica sanción impuesta por la FIFA al goleador uruguayo “será una eterna vergüenza en la memoria de los mundiales”.

“Ese muchacho genial que tiene la inteligencia en los tobillos brillantes, en la cancha no pudo soportar una calentura (…) y al final no aguantó y estalló. Es que es un viejo juego conocido y conociendo el carácter lo trabajaron de una manera de sacarlo”, dijo Mujica.

El mandatario uruguayo añadió que fue “una monstruosa agresión que no sólo derrumba a un país fundamentalmente por la forma, por la forma que se transforma en un contenido peyorativo de desprecio”.

Solidaridad charrúa

El técnico uruguayo Oscar Tabárez anunció ayer que renunció al cargo que ocupa en el comité de estrategia de la FIFA al no compartir la sanción impuesta a Luis Suárez.”En este momento siento que debo alejarme de ese cargo. No es prudente por lo menos coincidir en una organización con personas que presionaron para promover este fallo (el de Suárez), las que lo sancionaron, que manejan criterios, procedimientos y valores muy diferentes a los que yo creo tener”, expresó Tabárez.- Notimex y AP




Volver arriba