Los invictos, en peligro

Deschamps y Pekerman, con gran recorrida

1 / 3


El colombiano Jackson Martínez se anticipa al uruguayo Egidio Arévalo, en su duelo de octavos de final


El técnico francés Didier Deschamps jamás ha perdido un encuentro de la Copa del Mundo, y de cara al duelo de mañana contra Alemania por los cuartos de final, dice que para ganar esos partidos se necesitan agallas.

Deschamps fue el capitán de la selección francesa que se coronó por única vez en 1998, como local y con foja invicta. Dos años después volvió a llevar el brazalete cuando “Les Bleus” conquistaron la Eurocopa de naciones.

Su primera campaña como técnico de la selección está dando frutos. Francia ha ganado tres encuentros y ha empatado uno en el Mundial. Sin embargo, necesitó goles en el final del cotejo para vencer 2-0 a Nigeria en los octavos de final.

El grupo de Francia, en el que figuraban también Suiza, Ecuador y Honduras, no lucía como uno de los más reñidos en la copa, y Alemania arrancaría como favorita en el Maracaná.

“La capacidad futbolística es una cosa, pero tu mentalidad y lo que tienes en la víscera es lo que te permite transformar una situación y lograr el resultado”, dijo el estratega. “Odio la derrota y siempre la odiaré. Los jugadores deben sentir eso mismo y lo sienten. No es una ciencia exacta, pero necesitas indagar en lo profundo de ti mismo, nunca rendirte y seguir adelante”.

Hace cuatro años, Francia ya había hecho las maletas y estaba sumida en una crisis. Los jugadores amagaron con una huelga y no ganaron un solo encuentro.

El equipo estuvo a punto de perderse su boleto para Brasil, luego de caer por 2-0 ante Ucrania en la ida del repechaje, en noviembre.

Desde entonces, Francia marcha invicta en nueve compromisos, no ha recibido gol en siete juegos y ha anotado en 28 ocasiones.

Rumbo al récord

El argentino José Néstor Pekerman ha dado un paso histórico al clasificar a la selección de Colombia a los cuartos de final de un Mundial por primera vez. Pero, a nivel personal, también ha logrado un hecho de relevancia al alcanzar el récord de partidos invicto como entrenador en Mundiales.

El técnico del elenco cafetero nunca perdió en los 90 regulares de un encuentro, o en los 120 si se incluye al tiempo suplementario, en Copas del Mundo. De esta manera, suma nueve encuentros sin caídas.

Su registro comenzó como DT de la selección argentina en el Mundial de Alemania 2006. En aquel entonces, Pekerman sumó dos victorias y un empate en la primera fase. Le ganó a Costa de Marfil (2-1) y Serbia (6-0) y empató sin goles contra Holanda.

En octavos de final derrotó a México (2-1) y fue eliminado en cuartos por Alemania (1-1), más acertada desde el punto de pénalti.

En Brasil 2014, con Colombia, Pekerman ha ganado los cuatro partidos hasta ahora disputados. Ante Grecia (3-0), Costa de Marfil (2-1) y Japón (4-1) en la primera fase y a Uruguay (2-0) en octavos.

El equipo, con Pekerman al mando, cosechó tres éxitos en el Grupo C y, en octavos, superó a Uruguay, 2-0.

Con estos nueve partidos invicto, el argentino iguala la marca del italiano Vittorio Pozzo, quien llegó a esa misma cantidad de encuentros sin perder en los Mundiales de 1934 y 1938. En ambos certámenes “La Azzurra” fue campeona.

Revulsivo

La contratación de Pekerman se concretó en enero de 2012, en reemplazo de Leonel Álvarez, cuyo ciclo apenas abarcó cuatro meses y tres partidos oficiales.

El timonel de 64 años puso orden dentro y fuera de la cancha, con cambios en la rutina de entrenamiento, poniendo distancia con la prensa y hasta cómo se comunicaban las convocatorias.

Se abocó a sacarle provecho a la generación de talento más notable desde aquella que lideraron Carlos Valderrama y Faustino Asprilla en la década de los 90.

Luego de ausentarse de los mundiales en tres ediciones seguidas, Colombia se clasificó como segunda en la eliminatoria sudamericana.

La Colombia de Pekerman ya logró nunca había hecho en sus anteriores cuatro participaciones, en Chile 1962, Italia 1990, Estados Unidos 1994 y Francia 1998.-AP

Liderazgo total

Fiel escudero del astro Zinedine Zidane y capitán en las conquistas de Francia en el Mundial de 1998 y Euro 2000, Didier Deschamps le ha impuesto mayor personalidad al equipo galo, pero sobre todo fútbol pese a la ausencia de Franck Ribery. Como timonel fue campeón con Marsella (2010) y Juventus (2a. División, 2007) y llevó al Mónaco a la final de la “Champions” (2004).

Pule talento

Néstor Pekerman pulió diamantes en bruto hasta convertirlos en grandes joyas argentinas como Román Riquelme o Javier Saviola, con tres títulos en los Mundiales Sub-20 de 1995, 1997 y 2001. Dirigió a su selección mayor en Alemania 2006, con paso invicto hasta cuartos de final. Dirigió en México al Toluca (2008) y a los Tigres (2009) y llegó al timón de Colombia en 2012.




Volver arriba