La suerte de Francia: de la repesca a un grupo asequible

MADRID (EFE).- La selección de Francia, una de las que más sufrió en la repesca para llegar al Mundial de Brasil, fue una de las más afortunadas en el sorteo de la primera fase de la cita más importante del fútbol, en la que se verá las caras en el grupo E con Suiza, Ecuador y Honduras.

El bloque de Didier Deschamps pasó un mal rato en la repesca ante la Ucrania de Yarmolenko. Fue un duro obstáculo para llegar hasta Brasil. Una remontada épica después de perder 2-0 en Kiev lanzó a los franceses hasta el Mundial. El 3-0 que consiguió en el Stade de France de París aportó optimismo a un equipo deprimido en los últimos tiempos.

A Francia, desatinada en sus últimas participaciones mundialistas, le sonrío la suerte antes de que el balón eche a rodar en el estadio de Maracana, donde Brasil y Croacia darán el pistoletazo de salida el próximo 12 de junio con el partido inaugural.

Con Franck Ribery, Raphael Varane y Karim Benzema, Francia no tendría que tener problemas para alcanzar los octavos de final. Es la favorita del grupo E, donde Ecuador debería pasar por encima de Suiza. Los helvéticos, pese a participar en el sorteo en el bombo de los cabezas de serie, está un escalón por debajo de los sudamericanos.

Pero todo puede pasar con Francia. En las últimas grandes citas ha dado la nota, pero con acontecimientos negativos. Del último Mundial, en Sudáfrica 2010, salió por la puerta de atrás envuelto en una desagradable polémica. Su técnico Raymond Domenech no pudo gestionar un grupo en el que los malos modos sobresalieron por encima del bien colectivo.

Por eso, Ecuador estará atento para erigirse como candidato al liderato. Cuenta con un grupo recogido en torno a un entrenador de garantías. Reinaldo Rueda ha sabido manejar a unos hombres que acabaron en la cuarta plaza de la zona sudamericana, la última que daba derecho a participar en el Mundial de Brasil. Lo hizo en el último momento, con un tanto de Jefferson Montero a Uruguay, que acabó disputando la repesca.

Montero no es la única figura de un combinado que acudirá a su tercer mundial con el objetivo de superar los octavos de final de la cita en Alemania, país en el que tocó techo en 2006. Es el sueño de una nación que quiere homenajear a Cristian ‘Chucho’ Benítez, una de sus figuras que falleció este año de un ataque al corazón.

Antonio Valencia y Felipe Caicedo completan la nómina de estrellas de un grupo en el que veteranía y juventud forman un cóctel peligroso para sus rivales.

Al acecho estará Suiza, que completó una buena fase de clasificación para alcanzar un mundial por tercera vez consecutiva. No perdió ningún partido y llegó por la puerta grande a Brasil. El técnico Ottmar Hitfield construyó un bloque en el que conviven jugadores con experiencia de buenos clubes europeos.

Sin embargo, su principal baza es el zurdo del Bayern de Múnich Xherdan Shaqiri. A sus 22 años es la esperanza helvética, que se encomendará a su delantero para pasar por encima de los ecuatorianos y seguir la estela de Francia, teóricos futuros líderes de grupo.

La última selección que forma el grupo, Honduras, tendrá el reto de superar por primera vez la fase inicial. Participó en España 1982 y en Sudáfrica 2010, pero nunca llegó a los octavos de final. Será el reto del entrenador Luis Fernando Suárez.

El cuadro centroamericano podrá invocar a los héroes de España, donde completaron un Mundial excepcional tras empatar ante los anfitriones y frente a Irlanda del Norte. La derrota con Yugoslavia (0-1) en el partido decisivo acabó con sus ilusiones.

Ese será el ejemplo a seguir para una escuadra donde brilla el defensa del Celtic de Glasgow Emilio Izaguirre, elegido mejor jugador de la Premier League escocesa en 2011. Será el encargado de empujar a sus compañeros. Otros como Maynor Figueroa o Willy Palacios serán buenos escuderos para Izaguirre e intentarán, junto a Suiza y Ecuador, provocar la caída de la afortunada Francia.- Juan José Lahuerta




Volver arriba