La Argentina de Leo Messi causa furor

Gran bienvenida en Belo Horizonte para la albiceleste

El astro Lionel Messi saluda a un aficionado parecido a Ronaldinho

BELO HORIZONTE (AP).- Entre una mezcla de fervor con placentera excitación, podría suponerse que salía a la cancha la selección de Brasil, pero fue la Argentina de Lionel Messi la receptora de esas muestras de afecto.

Con presencia dominante de miles de brasileños, mezclados con argentinos, el estadio Independencia de Belo Horizonte vibró ayer durante una práctica abierta del equipo albiceleste que dirige Alejandro Sabella en la antesala de la Copa Mundial.

En una cancha con cerca de 9,000 personas que entraron gratis, podría decirse que casi la mitad estaban abrigados con camisetas con los colores albicelestes, pero no todos eran argentinos.

Además abundaban los que llevaban en la espalda el apellido del magistral atacante del Barcelona, cuatro veces seguida elegido el mejor futbolista del mundo. Semejante muestra de afecto a Messi y sus compañeros, parece algo impensado teniendo en cuenta la extrema rivalidad futbolística entre Brasil y Argentina.

“Soy brasileña, de Río de Janeiro, pero adoro al fútbol argentino”, dijo Ana Azevedo, de 45 años, ataviada con una camiseta argentina. Al ser un ensayo abierto no hubo maniobras para descubrir tácticas, en medio de rumores en el seno argentino que indicaban que Gonzalo Higuaín, con una molestia en el tobillo derecho, quizás no se recupere a tiempo para el debut el domingo en el estadio Maracaná. Su eventual ausencia sería suplida por Ezequiel Lavezzi, para armar un tridente de ataque con Messi y Sergio Agüero. Pero los aficionados se fueron a divertir, a ver a Messi en acción y regodearse con ver prácticas a otros astros como Agüero y Angel Di María. No querían saber nada de estrategias.”Venimos a ver a Argentina, somos fanáticos de Messi, de los argentinos y de Boca Juniors”, dijo el brasileño Murielo, un empresario de 56 años nativo de Belo Horizonte, acompañado de cuatro de sus seis hijos. Dos de ellos lucían la camiseta argentina y los otros bufandas con los colores boquenses azul y oro. Argentina salió al campo de juego encabezada por Messi, para una práctica que fue muy liviana: trotes alrededor del campo, pasas de balón entre el plantel y un poco de fútbol-tenis por equipos con arcos bajos que hacían las veces de red, ante el deleite de los aficionados. Bueno, de casi todos. “Me pone muy triste ver que los brasileños se pongan camisetas argentinas”, subrayó Débora Demetrio, una empresaria de 36 años antes de entrar a la cancha. “Yo vine a ver a los argentinos para verlos de cerca, pero me siento bien brasileña para no alentarlos”. Al terminar la práctica, varios hinchas entraron al campo y uno de ellos, con camiseta roja, fue directo hacia Messi: hizo como que le lustraba los botines, levantó las manos, se persignó y tras otros gestos se llevó de regalo el buzo del argentino. “Qué de la mano, de Lionel Messi…todos la vuelta (olímpica) vamos a dar”, cantó por momentos buena parte del público. ¿También cantaron eso los brasileños?.- AP

 

Más información en: http://brasil2014.yucatan.com.mx/




Volver arriba