Holanda vence sin brillantez a Gales

Redacción deportes, 4 de Junio (EFE).— La selección holandesa, primer rival de la selección española en el Mundial de Brasil, cerró la fase de preparación mundialista con un nuevo triunfo, tras imponerse hoy sin brillo por 2-0 a Gales en Amsterdam, en un choque en el que tuvo que ser sustituido al descanso un renqueante Robin van Persie.

Enredada en el intenso debate que ha suscitado la decisión del técnico Louis van Gaal, que ya anunció que renunciará al más clásico 4-4-2 por un dibujo con cinco defensas cuando se enfrente a rivales con dos delanteros, Holanda se olvido de brillar, aunque no de ganar, ante una selección menor como es Gales.

De hecho, el conjunto de Chris Coleman llegó a arrebatar el control del juego y del balón a los locales mediada la primera mitad, algo inimaginable a priori, máxime cuando los galeses afrontaban el encuentro sin sus dos máximas estrellas, el jugador del Real Madrid Gareth Bale y el del Arsenal Aaron Ramsey

Pero si Gales llegó a hacerse dueña del esférico por momentos las ocasiones de gol fueron todas de Holanda, que volvió a demostrar que cuenta con dos de los mejores delanteros del mundo, Robin Van Persie y Arjen Robben.

De hecho, sólo cuando el balón pasó por estos dos jugadores se aceleró el ritmo de juego de una Holanda, muy lenta en su circulación de balón, lo que facilitó el trabajo defensivo al conjunto galés.

No obstante habría que esperar hasta el minuto treinta y dos para que Arjen Robben, que ya había gozado de dos claras ocasiones a los nueve y a los veinticinco minutos, firmase el 1-0 para el equipo holandés.

El jugador del Bayern de Múnich se benefició de un rechace del portero gales Wayne Hennessey, que despejó como pudo un duro remate de Robin van Persie, que se plantó sólo en el interior del área tras una bonita jugada individual

Acciones que el delantero del Manchester United no pudo repetir en la segunda mitad, tras ser sustituido aparentemente lesionado en el descanso por el jugador del Dinamo de Kiev ucraniano Jeremain Lens.

Precisamente Lens fue el encargado de cerrar a los 76 minutos el marcador para los holandeses al culminar un contragolpe conducido por Arjen Robben, que curiosamente asistió a Lens con la derecha, y que supuso la mejor acción de los de Louis van Gaal en una anodina segunda mitad.

Un triunfo que permite a Holanda, que el sábado se impuso en Rotterdam a Ghana 1-0 con gol de Van Persie, cerrar invicta la fase de preparación para el Mundial de Brasil en el que se medirá en la primera fase con España, Australia y Chile.

 




Volver arriba