Ganan los belgas

Los Diablos Rojos vienen de atrás: 2 a 1

Bélgica tuvo que esperar que Argelia se quede sin combustible para ganarle 2-1 con goles de Marouane Fellaini y Dries Mertens en los últimos 20 minutos de un partido que el equipo europeo empezó perdiendo en el Mundial.

Sofiane Feghouli puso a los argelinos arriba a los 25 minutos de pénalti, pero Fellaini empató a los 70 y Mertens marcó el segundo en un contragolpe fulminante a los 80.

“Los cansamos. Se fundieron”, comentó el técnico belga Marc Wilmots. “Les dije a los muchachos, ‘no se preocupen, vamos a anotar’”.

Fellaini y Mertens ingresaron en el segundo tiempo y le cambiaron el rostro a un equipo que, lejos de justificar su condición de cabeza de grupo, no logró penetrar la muralla defensiva que plantó Argelia durante la mayor parte del encuentro. Su astro Eden Hazard, del Chelsea, pasó inadvertido, aunque puso el pase del segundo gol.

Bélgica, irreconocible

Los belgas no pisaron el área contraria en la primera hora de juego y las únicas jugadas de peligro que generaron fueron dos tiros de media distancia de Axel Witsel.

Wilmots, quien participó en cuatro mundiales como jugador y ahora está en su primero como técnico, hizo entrar a Fellaini, Mertens y Divok Origi en el segundo tiempo y los cambios rindieron grandes dividendos. Fellaini y Mertens marcaron los goles y Origi casi anota el tercero, pero perdió un mano a mano con M’Bohli.

“El banco (los suplentes) marcó la diferencia”, dijo Wilmots. “Cometimos un error (en el penal) y lo pagamos caro. Pero mostramos personalidad y dimos vuelta el partido”.

“Sabíamos que iba a ser un partido duro, que no habría espacios”, agregó. “Teníamos que ser pacientes. En el banco teníamos las armas para marcar la diferencia”.

Argelia, que juega su cuarto Mundial, se limitó a tirar pelotazos en busca de Feghouli. El ariete estuvo muy marcado y no pudo hacer mucho, pero a los 24 minutos le ganó la espalda a Jan Vertonghen y el defensor lo bajó desde atrás adentro del área.

El árbitro mexicano Marco Antonio Rodríguez no dudó en marcar el penal y Feghouli batió a Thibaud Courtois con un tiro bajo a la derecha.

Los argelinos casi marcan el segundo cuando un cabezazo de Carl Medjani se fue muy cerca de un poste en el complemento.

“Dejamos escapar un gran triunfo”, comentó el técnico de Argelia, Vahid Halilhodzic. “Estuvimos cerca. Mis jugadores no tienen por qué avergonzarse. No tienen por qué llorar”, concluyó.- AP



Volver arriba