Cristiano, sin suerte

Cristiano, sin suerte

Se despide con un gol tras disputar el Mundial lesionado

El actual Balón de Oro alista su maleta temprano en Brasil. Cristiano Ronaldo marcó finalmente y Portugal le ganó ayer 2-1 a Ghana, pero la victoria se quedó corta en el cierre de su zona y los lusos se fueron eliminados de la Copa Mundial.

El astro del Real Madrid anotó a los 80 minutos para adelantar a Portugal, tras aprovechar un mal despeje del portero ghanés, pero su gol no pudo salvar la empresa de su equipo en la última jornada del Grupo G pues, simultáneamente, Alemania venció 1-0 a Estados Unidos. Los alemanes avanzaron a los octavos de final con siete puntos, mientras que los estadounidenses consiguieron su boleto con cuatro puntos, los mismos que Portugal, pero con mejor diferencia de goles.”Creamos muchas oportunidades, pero no podíamos acabar con ellos”, dijo Cristiano, y agregó que sabían de antemano que necesitaban al menos tres goles. “Hemos merecido más, pero así es el fútbol. Nos vamos con la frente en alto”.

Portugal, con un autogol del defensa John Boye, se fue arriba en el marcador a los 31, pero el capitán ghanés Asomoah Gyan metió el de la paridad momentánea a los 57. Portugal, que llegó con un solo punto, necesitaba la victoria, lo mismo que Ghana, para tener aspiraciones de meterse en la segunda ronda. “Estuvimos mejor en la primera parte, ahí Ghana no nos creó muchos problemas y se generaron muchas ocasiones de gol que no se concretaron”, analizó el timonel de Portugal Paulo Bento. “En la segunda parte estuvo más equilibrado el partido. Ahora hay que analizar lo que ha ido mal”, agregó el entrenador.

Hace cuatro años, Portugal y Cristiano lograron llegar a octavos de final en Sudáfrica, instancia en que fueron derrotados 1-0 por España, que terminó como campeón.

Apenas horas antes del partido, Ghana excluyó de su equipo a Sulley Muntari y Kevin-Prince Boateng por motivos disciplinarios.

Perfección belga

Pese a jugar la segunda mitad con un hombre menos, Bélgica derrotó 1-0 a Corea del Sur y aseguró el primer lugar del Grupo H.

De paso, acabó con el último representante asiático que quedaba en el torneo, tras la eliminación de Japón, Australia e Irán.

La escuadra belga se fue con foja perfecta de nueve puntos y chocará el martes en los octavos de final contra Estados Unidos.

El defensa Jan Vertonghen, que llevó la cinta de capitán ante la ausencia de Vincent Kompany, marcó a los 78 minutos al rematar con facilidad una pelota que dejó suelta el arquero surcoreano Kim Seunggyu al despejar a medias un disparo de Divock Origi.

Bélgica jugó todo el complemento en desventaja debido a la expulsión de su volante Steven Defour a los 45 minutos por cometerle una falta a Ki Sung-Yueng.

“Sabíamos que todos los juegos iban a ser difíciles”, afirmó el seleccionador belga Marc Wilmots. “Pero, incluso con diez hombres se fueron al ataque. Estos chicos son realmente hambrientos”.

El entrenador de los surcoreanos, Hong Myung-bo, se echó toda la culpa por la temprana eliminación.

“Todos nuestros jugadores hicieron todo lo posible”, dijo Hong. “Ellos lo dieron todo, pero creo que fue mi defecto, mi defecto como entrenador que ha causado este resultado”.

En el mismo grupo, Argelia, que empató 1-1 con Rusia, avanzó como segunda de la llave con cuatro unidades y se las verá contra Alemania. Corea del Sur con un punto y Rusia con dos se despidieron del Mundial.

Islam Slimani clavó un cabezazo de oro al minuto 60 que catapultó a Argelia por primera vez a los octavos de final de un Mundial.

Los rusos se fueron al frente en el marcador apenas a los seis minutos, cuando Alexander Kokorin cabeceó un centro servido por Dmitry Kombarov.-AP




Volver arriba