Costoso avance

Brasil derrota 2-1 a Colombia, pero Neymar se perderá el resto del Mundial tras fracturarse una vértebra

205072014nbrasilphoto01
1 / 3




Brasil frenó en seco a Colombia, pero la victoria 2-1 para alcanzar las semifinales de la Copa del Mundo por primera vez en 12 años dejó una sensación desoladora.

Los anfitriones deberán enfrentar a Alemania el martes en Belo Horizonte sin Neymar, su referente, su carta de gol, su jugador más desequilibrante. En dos palabras: la figura.

El astro sufrió la fractura de una vértebra a raíz de un rodillazo del zaguero Juan Camilo Zúñiga en el segundo tiempo del partido de cuartos de final en Fortaleza. Tampoco contarán con su defensor y capitán Thiago Silva por doble amonestación.

Silva fue el autor del primer gol brasileño y otro central, David Luiz, aumentó con un fulminante tiro libre para doblegar a una Colombia que sufrió con el pánico escénico de una instancia inédita y se despide de la que ha sido su mejor presentación en un Mundial.

Colombia descontó con un penal de James Rodríguez, a los 79, para su sexto gol del torneo. El próximo rival de Brasil será Alemania, que a primera hora superó 1-0 a Francia en Río de Janeiro. Será una semifinal de dos selecciones que entre sí acumulan ocho títulos mundiales. Luego de encandilar en sus primeros cuatro partidos, la Colombia del técnico argentino José Pekerman se vio extraviada por pasajes en la cancha del estadio Castelao, y no consiguió refrendar el paso perfecto que llevaba, pero se las arregló para asustar a los brasileños en los minutos finales.

La postal final fue David Luiz, declarado el mejor jugador del partido, dando ánimo a James, quien lloraba desconsolado al término del juego.

“Fue un gran partido, Colombia hizo un excelente Mundial, con un equipo que juega un gran fútbol, bonito, alegre”, expresó David Luiz.

“Jugamos con mucha intensidad, buscamos el gol en todo momento. Estamos tristes, pero también tenemos que sentirnos orgullosos porque dejamos la piel, dejamos todo para poder seguir”, expresó un lloroso James, el sensacional enlace del Mónaco que saltó a la fama en Brasil.

Iniciativa brasileña

De entrada, Brasil comenzó presionando decididamente la salida de Colombia.

El volante de recuperación Carlos Sánchez le hizo una peligrosa falta a Fred en los primeros minutos, pero el tiro libre de Neymar se fue desviado. Fue el aviso del gol de Brasil, que no tardó en llegar. A los seis minutos un tiro de esquina cruzó el área colombiana sin que nadie tocara el balón hasta que Silva lo empujó sólo en el segundo palo, ante un descuido en marca de Sánchez. Los colombianos nunca habían estado por debajo en el marcador durante el Mundial.

“Estos partidos son decisivos. Siempre algún error te puede eliminar más allá de las contingencias del juego”, comentó Pekerman. “Los dos equipos tenían armas como para poder ganar el partido, Brasil acertó en dos bolas paradas, eso no nos había sucedido en otros juegos y fue muy importante para tranquilizar a Brasil, y a nosotros con el ímpetu y con el deseo no nos alcanzó”.

Un duelo sin mucho brillo

Amparados por la permisividad del árbitro español Carlos Velasco, los anfitriones apelaron al juego ríspido para frenar a James, el conductor de Colombia. Fernandinho le hizo una fuerte falta al enlace del Mónaco en el centro del campo a los 13 que estableció la tónica del resto del encuentro.

“Son dos equipos que pueden desarrollar un fútbol muy bueno, pero el equilibrio a veces produce algo así, que haya faltas y que esos buenos jugadores no puedan tener la continuidad”, analizó Pekerman. “A los dos equipos nos pasó lo mismo y se perdió un poco de fluidez en el juego por esos roces o esa intensidad”.

Arriba en el marcador en la segunda mitad, los anfitriones incluso reventaron balones sin pudor ante el atronador apoyo de su hinchada, y los cambios de los minutos finales fueron dicientes. “Felipao” sacó tanto a Hulk como a Neymar, fracturado, mientras Pekerman dio pasó a Fernando Quintero y Carlos Bacca.

Colombia tardó en meterse en el partido. James y Cuadrado apenas lograron pellizcar el área dos vences en los primeros 20 minutos del juego.

El portero David Ospina realizó una notable atajada a los 19 ante un zurdazo cruzado de Hulk, y después repitió con otra salvada a los 27 en una jugada calcada de la anterior.

A los 65, el capitán colombiano Mario Yepes intentó repetir la jugada de gol de Silva, pero su tanto tras una atropellada jugada en el área brasileña fue anulado por Velasco al señalarse posición adelantada.

Inmediatamente después llegó el segundo tanto de Brasil. Luego que Velasco amonestó a James, David Luiz embocó un lejano tiro libre que Ospina no logró contener.

Bacca, recién ingresado, fue derribado en el área por Julio César a los 76. James engaño al portero con su cobro al palo izquierdo para su sexto gol en el torneo.-AP




Volver arriba