Contra la historia

México, por un partido perfecto ante un anfitrión con demasiada presión

1 / 3


Oribe Peralta encabeza el entrenamiento de la selección mexicana, que ayer hizo el reconocimiento de la Arena Castelao. En la imagen principal, Javier "Chicharito" Hernández


México espera sacar provecho de la presión que pesa sobre Brasil, obligado a ganar el Mundial como anfitrión, para dar un paso importante hacia la segunda ronda de la Copa del Mundo, cuando se enfrentan hoy.

Los mexicanos y brasileños llegarán al partido con buen ánimo porque ambos salieron con triunfos en sus encuentros de debut en el Grupo A.

“Estamos listos para lo que será un rival complicado, que es el local y tiene la presión porque ellos son los obligados”, dijo el portero Guillermo Ochoa. “Tenemos que aprovechar eso a favor y jugar como lo hemos hecho, vamos a tratar de tener la posesión y vamos a complicarles el partido”.

El año pasado, Brasil aprovechó su condición de local y se coronó en la Copa Confederaciones. En la primera fase de ese certamen, los brasileños derrotaron a México en la misma Arena Castelao donde se realizará el encuentro mundialista.

Pero aquel Tri de José Manuel De la Torre no tiene la confianza del actual plantel dirigido por Miguel Herrera.

“Son cosas diferentes, torneos diferentes, en aquel momento veníamos de una eliminatoria mala, con muchas cosas encima y fue una Confederaciones muy mala, pero ahora el equipo está tranquilo y estamos disfrutando de esto”, dijo el zaguero Carlos Salcido, titular hace un año.

México luce ahora más competitivo, y busca que la presión recaiga sólo en los locales. “Si quieres aspirar a lo más grande tienes que ganarle a los mejores, nosotros sabemos que la presión está con ellos y eso podría servirnos porque se trata de una gran selección”, dijo Javier Hernández.

Detalles a considerar

Andrés Guardado consideró que la obligación por ganar podría llevar a que Brasil deje espacios que el Tri debe aprovechar.

“Son favoritos, pero nos respetan a nosotros, hay equipos que les juegan a la defensiva, pero si somos atrevidos los podemos poner en problemas”, afirmó Guardado, quien disputa su tercer Mundial.

El ganador aseguraría la clasificación en caso de que Camerún y Croacia empaten en el otro duelo.

“Sabemos que va a haber un estadio repleto y en contra de lo que mi equipo quiera hacer, pero los muchachos saben que dentro de la cancha son 11 contra 11 y la mejor forma de mantener con tranquilidad a la gente es quitarle la pelota la mayor cantidad de veces a Brasil, tratar de anotar primero, y la gente pues tendrá que calmarse”, expuso “El Piojo”.

Si le toca mirar a la historia, el Tri tiene todas las de perder ante el pentacampeón del mundo, que lo derrotó en sus tres choques previos en la máxima justa.

Sin embargo, un partido recientes se recuerda en ambos lados y con sabor amargo para los amazónicos: la final de los Juegos Olímpicos de 2012, en la que México se colgó el oro, que nunca ha podido ganar Brasil, al imponerse 2-1. En aquel juego estuvieron Thiago Silva, Marcelo, Hulk, Oscar y Neymar, quienes serán titulares hoy, lo mismo que Oribe Peralta en el bando tricolor.

“Brasil es amplio favorito, además del equipo más importante a nivel mundial en el fútbol”

Miguel Herrera

Técnico de México




Volver arriba