Cábalas para que Argentina avance

Camisas puestas y hasta rezar, lo que los "fans" realizan

Llevar la camiseta de la selección, ver los partidos en el mismo sitio o rezar, son algunas de las supersticiones que los aficionados argentinos repiten en cada encuentro de la Copa del Mundo.

En total, un cuarto de los argentinos admiten que recurren a “cábalas” para conseguir que los astros se alineen e inspiren a Messi durante los partidos, según datos de la consultora Ibarómetro, aunque casi un 35 por ciento sigue algún tipo de ritual antes de cada juego.

Entre los porteños, un 35 por ciento de las mujeres deciden rezar y persignarse en los momentos clave, mientras que, entre los hombres, un 40 por ciento recurre a sentarse en el mismo lugar en su salón, bar o sala de trabajo, siempre con los mismos compañeros y con la misma ropa, que no se lava hasta que termine el Mundial.

Por ejemplo, el presentador de televisión Alejandro Wiebe, “Marley”, publicó en redes sociales una foto en la que se le ve completamente vestido de “albiceleste”, hasta en la ropa interior, mientras que el actor Nicolás Francella prometió utilizar la misma camiseta durante todo el torneo.

También existen tradiciones negativas, como escribir el nombre del equipo contrario en un papel y prenderle fuego o guardarlo dentro del congelador, para “enfriar” el ánimo rival.

Otra tradición, que se repite cada cuatro años, es la de buscar todas las similitudes entre los dos mundiales ganados por Argentina, en 1978 y 1986, con el de cada año.Por ejemplo, en 2010 se recordaba que en la película argentina “La historia oficial” ganó el premio Óscar a la mejor película de habla no inglesa en 1986, el mismo premio que recibió “El secreto de sus ojos” en 2010.

Respecto a los rituales durante cada partido, en la capital argentina se ven todos los encuentros en silencio, comentando solo los momentos importantes.

En los partidos, el país se paraliza y los trabajadores buscan cualquier tipo de excusa para detener su actividad durante dos horas.

Pero los trabajadores que no tienen más remedio que asistir a sus puestos hacen todo lo posible para mostrar su apoyo a la selección.Así, todos los bares del país tienen los partidos en directo y muchos camareros cambian su uniforme habitual por el que requiere estas fechas, la camiseta blanca y celeste de Argentina.Aunque, si pueden elegir, un 94 por ciento de los encuestados por Ibarómetro prefieren quedarse en casa a ver la televisión antes que ir a un bar, algo que se hace más por “obligación” más que por placer.Pero los porteños que se animen a combatir al frío y ver el encuentro desde el punto de aliento de la Plaza San Martín de Buenos Aires podrán disfrutar de una degustación gratuita de helado, para templar los nervios antes del partido de hoy contra Suiza.Aunque el punto más cotizado por los aficionados argentinos es el Obelisco, en la Avenida 9 de Julio de Buenos Aires, lugar tradicional para las celebraciones futboleras, tanto de los equipos porteños como de la selección, donde se puede sentir la emoción sin necesidad de ver el partido por televisión.

Pero, sin duda, el guiño del destino al que más se agarran los aficionados albicelestes fue enfrentar a Bosnia en Maracaná en el debut, estadio donde se juega la final.- EFE

Argentina | Comparación

El ex futbolista Jorge Valdano comparó a la Argentina de Maradona con la actual.

Paralelo con Messi

El argentino, campeón del mundo en 1986, afirmó que se pueden encontrar paralelismos entre la actual selección albiceleste con Lionel Messi y la que condujo al título mundial Diego Maradona, en México ’86.

“Messi es otra forma de ser Maradona y el equipo sabe convivir con un genio. Ahí, tenemos dos puntos que acercan a los dos ejemplos”, dijo el ex jugador y ex entrenador.

Contrastes

“El equipo se ha ido adaptando a las distintas dificultades que se han ido dando y ahora es el mayor salto, porque el nivel de Bélgica no es el de los otros equipos que se encontraron hasta ahora. Es especial, porque colectivamente funciona muy bien, pero va a ser la primera vez que Messi encuentre espacios y eso puede que sea beneficioso para el equipo”, indicó, el argentino.

En la pantalla grande

El ex delantero y directivo del Real Madrid acudió ayer al estreno en Río de Janeiro de la película “Messi”, dirigida por el español Alex de la Iglesia, en la que participa.




Volver arriba