Brasil, en busca de una fórmula magica

RÍO DE JANEIRO (EFE).- Las autoridades brasileñas se devanan los sesos para encontrar soluciones imaginativas, una fórmula mágica, para obtener rentabilidad en cuatro estadios del Mundial 2014 que, según los críticos, corren serio riesgo de convertirse en monumentos al despilfarro.

Manaos, Brasilia, Cuiabá y Natal, son las cuatro sedes mundialistas que tendrán estadios nuevos y que sólo en contadas ocasiones han conseguido tener algún equipo en la Primera División, por lo que carecen de un calendario deportivo que garantice una renta regular.

Celebrar conciertos, importar equipos de otras ciudades o de Europa para campamentos e incluso impulsar deportes extraños en estas latitudes, como el fútbol americano, son las principales ideas que han discutido los responsables de los estadios, a tan solo cinco meses de que inicie el Mundial.




Volver arriba