Bélgica ingresa a la élite

Supera a EE.UU. y se mete entre los ocho mejores

1 / 6


Tim Howard despeja un balón (izquierda) y la celebración de Romelu Lukaku tras marcar el segundo tanto belga de ayer
El Soldier Field de Chicago y el Cowboys Stadium de Dallas abrieron sus puertas para seguir el partido y el presidente de EE.UU. Barack Obama lo vio en Washington


Bélgica confirmó su cartel de equipo prometedor en el Mundial y se metió en los cuartos de final al ganarle 2-1 a Estados Unidos con goles de Kevin de Bruyne y Romelu Lukaku en el alargue.

El alargue entre belgas y estadounidenses fue el quinto en ocho partidos de octavos, la primera vez que sucede desde que los Mundiales implementaron el formato actual en 1986.

Las ocho selecciones que siguen en competición fueron las ganadoras de sus respectivos grupos en la copa, otro suceso inédito desde que el torneo empezó a jugarse con 32 equipos en 1998.

Bélgica dominó casi todo el encuentro, pero el poco acierto de sus delanteros y una excelente actuación del arquero estadounidense Tim Howard, elegido mejor jugador del partido, evitaron el gol hasta el final.

Los belgas dispararon 38 veces a puerta, 27 de ellas entre los tres palos. Howard tuvo 16 intervenciones en esos ataques, lo que también supuso un récord.

“Para eso me trajeron”, indicó Howard, quien destacó el esfuerzo de su conjunto en un encuentro de “de infarto”. “No pudimos dar más. Nos entregamos al máximo y fuimos derrotados por un muy buen equipo”.

“Nunca olvidaré esta noche”, destacó el guardameta, que también recibió los halagos de su entrenador, Jurgen Klinsmann: “Tim estuvo fenomenal. Con su actuación nos mantuvo en el partido”.

Se rompe la muralla

De Bruyne hizo bueno el monólogo belga a los tres minutos del arranque de la prórroga, cuando cruzó un potente derechazo dentro del área ante Howard.

“Cuando llegas a este punto, una jugada define el resultado”, comentó Michael Bradley. “En un partido así, ambos equipos tienen oportunidades. Al final del tiempo reglamentario, tuvimos una oportunidad de ganar”.

Bradley se refirió a la ocasión que Chris Wondolowski tuvo en el último suspiro del tiempo reglamentario, cuando remató desviado a la salida del arquero Thibaut Courtois.

A los 105 minutos, Lukaku culminó un rápido contragolpe en lo que parecía la sentencia. Pero Estados Unidos no se rindió y Julian Green enganchó una preciosa volea con la pierna derecha a los 107 minutos para devolver la emoción al marcador.- AP




Volver arriba