Ascenso marfileño

Los elefantes esperan dar el gran paso en Brasil

1 / 8




Costa de Marfil tuvo que esperar al presente siglo para debutar en una Copa del Mundo, pero la suerte no acompañó al cuadro africano.

En sus dos participaciones previas, le tocó el Grupo de la Muerte y quedó fuera en la primera ronda pese a la calidad de sus jugadores, la mayoría en equipos grandes de Europa.

En Alemania 2006, Argentina y Holanda fueron dos obstáculos imposibles de superar y los marfileños tuvieron que conformarse con un triunfo de despedida ante Serbia.

Hace cuatro años, en Sudáfrica, totalizaron cuatro puntos que pudieron significar su avance a los octavos de final en otro grupo, pero no fueron suficientes para superar lo hecho por Brasil y Portugal.

Ahora, en Brasil, su sector no pinta tan complicado. Eso sí, su duelo clave será el primero ante Japón, con el que hipotéticamente pelearían el segundo lugar si Colombia hace valer su favoritismo.

La base marfileña es la misma con Didier Drogba a la cabeza. Los años no pasan por él y es su última oportunidad de dar el gran paso hacia una actuación histórica.

En su eliminatoria, los elefantes lideraron el Grupo C africano de manera invicta con 14 puntos por delante de Marruecos (9), Tanzania (6) y Gambia (4). En su serie definitiva, se impusieron 4-2 a Senegal.

En la tercera jornada, Costa de Marfil se topará con Grecia, que tiene las misma aspiración: superar la fase de grupos luego de dos experiencias previas en 1994 y 2010.

Los helénicos son un equipo que llama poco la atención, pero eso les permite sorprender como en la Eurocopa 2004, que ganaron en Portugal. Su estilo sigue siendo el mismo, fuertes en defensa y atinados en contragolpe, ahora con Kostas Mitroglou como digno heredero de las glorias de Angelos Charisteas.

Rumbo al Mundial, Grecia se ubicó en el segundo lugar del Grupo G, detrás de Bosnia, con la que igualó en puntos (25), pero se vio superada en los duelos directos. En el repechaje derrotó 4-2 a Rumania. -




Volver arriba