Argentina vence a Trinidad y Tobago en su despedida al Mundial

BUENOS AIRES (Notimex).— La selección argentina derrotó hoy por 3-0 a su similar de Trinidad y Tobago, en su penúltimo partido amistoso rumbo a la Copa del Mundo Brasil 2014 y con el que comenzó la despedida de su fervoroso público local.

Con el Estadio Monumental de River Plate colmado, el equipo dirigido por Alejandro Sabella dio algunas señales de la estrategia que seguirá en la Copa del Mundo que comienza el próximo 12 de junio en Río de Janeiro.

El partido no tuvo mayor emoción que ver a las estrellas de la selección, principalmente a Lionel Messi, porque, además de ser sólo un amistoso, Trinidad y Tobago ni siquiera irá al Mundial.

La debilidad del equipo visitante fue evidente desde los primeros minutos de un partido en el que Sabella optó por guardar a figuras como Pablo Zabaleta, Ezequiel Garay, Sergio Aguero y Gonzalo Higuaín.

Como ocurre en todos los partidos de la albiceleste, las miradas estuvieron concentradas en Messi, el mejor jugador del mundo, quien va a Brasil convertido en el arma principal del conjunto argentino, que aspira a obtener su tercera Copa del Mundo.

El público que soportó la tarde fría y lluviosa en la cancha pudo disfrutar también a Hugo Campagnaro, Martín Demichelis, Rodrigo Palacio y Ezequiel Lavezzi, quienes estuvieron desde el comienzo del partido.

Angel Di María se destacó con las asistencias a Messi, mientras Palacio y Lavezzi demostraron en varias ocasiones su poderío en el ataque.

Pese a la clara ventaja de los argentinos, que dominaban la cancha, el gol tardó y la impaciencia comenzó a ser evidente entre el público, que se fue frustrado al entretiempo.

Apenas volvieron, Palacio logró abrir el marcador 1-0 en el primer minuto del segundo tiempo y pareció un conjuro que terminaba con la maldición del arco sin vencer, porque entonces sí, ya nada detuvo a la selección.

Javier Mascherano marcó el 2-0 a los 50 minutos de un partido que Maxi Rodríguez selló 13 minutos más tarde, lo que valió que el equipo se fuera ovacionado.

El próximo sábado, Argentina se despedirá definitivamente de su hinchada, pero será en Rosario y ante Eslovenia, en el último amistoso antes de partir a la ansiada cita mundialista en Brasil.

 



Volver arriba