Alivio y temor tras el sorteo

Uruguay y España, con mala suerte; Argentina sonríe

Cabeza de serie, ¿para qué?, debe estar preguntándose Uruguay. Pues para enfrentar a rivales como Grecia e Irán, contestarían seguramente Colombia y Argentina.

Como es habitual, el sorteo de los grupos del Mundial arranca sonrisas en algunos sectores y alaridos en otros. Quizás junto con Suiza y Bélgica, Colombia y Argentina fueron los cabezas de serie más beneficiados: el equipo de Radamel Falcao enfrentará en primera ronda a Grecia, Costa de Marfil y Japón, mientras que la selección de Lionel Messi se topará con Bosnia-Herzegovina, Irán y Nigeria.

Nada mal para las dos mejores selecciones en las eliminatorias sudamericanas. Uruguay, que tuvo que disputar un repechaje para clasificarse al Mundial pero es cabeza de serie gracias al ranking de la FIFA, quizás pagó esa suerte con algo de karma. Su Grupo D tiene a tres ex monarcas mundiales: la propia Celeste, Italia e Inglaterra, además de Costa Rica.

A continuación, puntos a tomar en cuenta sobre el resultado del sorteo ayer en Costa do Sauipe:

EL GRUPO DE LOS CAMPEONES. ¿Quiere una colección de trofeos? ¿Qué le parecen siete campeonatos mundiales? Esa es la cifra que acumulan Italia (4), Uruguay (2) e Inglaterra (1), tres potencias que quedaron emparejadas en el Grupo D. Esa posibilidad se avizoraba desde que la FIFA alteró el protocolo del sorteo para que una de las selecciones europeas pasara del bombo 4 al 2, junto con las africanas, Chile y Ecuador. La suerte de las pelotitas decidió que fuese Italia, subcampeona de la última Eurocopa, campeona mundial en 1934, 1938, 1982 y 2006, y sin duda un oponente que mete miedo a cualquiera.

Inglaterra, eterna candidata que no gana un Mundial desde que fue anfitriona en 1966, cuenta con figuras como Wayne Rooney, Steven Gerrard y Daniel Sturridge, aunque eso no preocupa al mandamás del fútbol uruguayo.”Inglaterra es un rival que tiene mucho hoy por hoy. Pero nosotros tenemos a Luis Suárez”, tiró Sebastián Bauzá, presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol. Costa Rica sufrió el daño colateral y redondea el grupo, en una tarea que luce imposible para el grupo dirigido por el colombiano Jorge Luis Pinto.

MEJOR IMPOSIBLE. Por rivales y geografía, Argentina se ganó la lotería. La Albiceleste, que prende velas para que Messi llegue al Mundial recuperado de las lesiones que lo tienen a maltraer desde hace meses, pone en marcha la búsqueda de su tercera corona en Río de Janeiro ante Bosnia-Herzegovina, la única selección que hace su debut absoluto en la máxima competencia del fútbol. Su segundo oponente por el Grupo F es Irán (45to. en ranking FIFA) en Belo Horizonte, precisamente la ciudad donde el equipo dirigido por Alejandro Sabella tendrá su concentración, y cierra ante Nigeria en Porto Alegre, ciudad ubicada en el sur del país, más cerca de la frontera con Argentina, y donde habrá la temperatura más fría del torneo en el invierno austral.

“No estamos en el ‘grupo de la muerte’ y además de eso no tenemos viajes largos. Ha sido un sorteo positivo”, contempló el timonel de Argentina, Alejandro Sabella.Colombia, cabeza de serie del Grupo C, también fue favorecida tras el sorteo: juega primero en Belo Horizonte contra Grecia, selección que tuvo que acceder a un repechaje para clasificarse. Después enfrenta a Costa de Marfil en Brasilia y baja el telón de la primera ronda frente a Japón en Cuiabá.De todas formas, los colombianos hacen bien en no echar las campanas al vuelo. Todavía tienen fresco el recuerdo del Mundial de 1994, cuando fueron beneficiados por el sorteo al quedar en el grupo del cabeza de serie más débil, Estados Unidos, además de Rumania y Suiza. La historia es conocida: el equipo con figuras como Carlos Valderrama y Faustino Asprilla arrancó con una derrota 3-1 ante Rumania y su suerte quedó sellada al perder 2-1 ante los anfitriones.

LA MALA SUERTE DEL CAMPEÓN. Si España quiere ser el primer país que repite como campeón desde Brasil (1958-1962), tendrá que sudar desde el primer cotejo. Y eso significa comenzar su campaña nada menos que contra Holanda, el mismo equipo al que venció 1-0 en tiempos suplementarios para conquistar su primera Copa del Mundo en Sudáfrica 2010.Como si fuese poco, a la Roja le tocó una incómoda selección de Chile, tercera en las eliminatorias sudamericanas, dueña de un fútbol vistoso y que cuenta con dos jugadores que brillan con sus clubes al más alto nivel en Europa: Arturo Vidal con la Juventus y Alexis Sánchez con el Barcelona.Chile, segundo rival de España, también es un viejo conocido de la Roja: se enfrentaron en la fase de grupos del Mundial de Sudáfrica, donde los europeos lograron un sufrido triunfo 2-1.”(Claudio Pizarro) me dijo: ‘asegúrate que no te toque Chile. Es muy bueno’”, comentó Arjen Robben, delantero de Holanda, al recordar una advertencia que le hizo su compañero peruano del Bayern Munich.Ni modo. Australia es el cuarto invitado del Grupo B.CAMINO DESPEJADO, PERO… Ni muy bueno, ni muy malo. Brasil, anfitrión que busca su sexta corona mundial, sencillamente tiene un grupo accesible que debe ganar sin muchos problemas. Croacia, México y Camerún no presentan una amenaza mayor para Neymar y compañía. Sin embargo, el camino podría empinarse tan pronto como en la siguiente ronda: el ganador del Grupo A de Brasil enfrentará en octavos de final al segundo del B, donde España y Holanda asoman como posibles oponentes.”No podemos preocuparnos demasiado más allá de la fase de grupos”, señaló el técnico de la Verdeamarela, Luiz Felipe Scolari. “Si empiezas a pensar en la segunda ronda, entonces te olvidas de los equipos en la primera, que son importantes. Tenemos que preocuparnos primero por estos equipos”.México, que entró al Mundial por la vía del repechaje y rezando a todos los santos, choca primero con Camerún, luego con Brasil y cierra ante Croacia.

ALEMANIA, A SUDAR. Alemania encabeza el Grupo G, el tercero de los más complicados del torneo. Su primer partido es un duelo contra el Portugal de Cristiano Ronaldo, y luego enfrenta a una complicada Ghana, antes de cerrar contra EE.UU. ¿Quién es el entrenador de los norteamericanos? Ése se llama Juergen Klinsmann, entrenador de la selección germana que como anfitrión llegó a semifinales en el Mundial de 2006, cuando tenía como auxiliar al hoy técnico de Alemania, Joachim Loew.

Pero, más allá de los oponentes, Alemania tendrá que batallar con los elementos: juega sus tres partidos de primera ronda en Salvador, Fortaleza y Recife, tres ciudades en el caluroso noreste brasileño, con altísimos niveles de humedad, y donde dos de sus tres partidos comenzarán a la 1 de la tarde.- AP




Volver arriba