Alemania bajo lupa

Sólo una tragedia dejaría fuera al conjunto teutón

Nada de llamadas entre amigos, ni pactos bajo la mesa. Esa es la promesa de ambos bandos de cara al partido entre Alemania y Estados Unidos para bajar el telón en el Grupo G del Mundial.

Un empate hoy en Recife asegura el pase de ambos a la segunda ronda, a expensas de Portugal y Ghana, que jugarán simultáneamente.

La antesala ha estado marcado de preguntas sobre una posible conspiración, o un “pacto de no agresión”, como le dicen en Alemania. Ambos equipos han rechazado tajantemente que tendrán un acuerdo para no eliminarse.

Muchas similitudes

Alemania y Estados Unidos están muy vinculados. Cinco jugadores de Estados Unidos son de ascendencia alemana, y cuatro militan en clubes de la Bundesliga.

Jurgen Klinsmann, el técnico de Estados Unidos, fue la figura del seleccionado alemán que en 1990 conquistó la última de sus tres estrellas de campeón del mundo.

Cuando Alemania fue anfitrión del torneo en 2006, Klinsmann condujo a los de casa al tercer lugar, con Joachim Low -actual técnico teutón- como asistente.

“No estamos para empates”, dijo Klinsmann, cuya selección acarició la clasificación el domingo hasta que Portugal anotó en el último aliento para empatar 2-2.

“Ambos equipos buscan ganar el grupo”, concluyó.- AP



Volver arriba