A romper el estigma

A romper el estigma

Argentina saldrá en busca de llegar a su primera semifinal tras casi cinco lustros

Argentina está marcada por un estigma de casi un cuarto de siglo sin llegar a semifinales, y Lionel Messi sufre similar hierro candente porque arrastra seis partidos seguidos sin convertirle goles al arquero de Bélgica. Habrá, por lo tanto, un doble desafío en el duelo de hoy en Brasilia por los cuartos de final de la Copa del Mundo.

Ambos equipos llegan invictos y sin ceder un solo punto en la primera ronda, pero necesitaron de tiempos extras para doblegar a Suiza y Estados Unidos en octavos de final, respectivamente.

Argentina necesita a un Messi iluminado ya que su defensa es floja, en el medio Javier Mascherano es el que saca las papas del horno y en ataque carece de mayores variantes. Bélgica confía en su arquero Thibaut Courtois, imbatible en la última temporada a nivel de clubes ante ese galáctico Barcelona, y también deposita la fe en su juego colectivo.

Messi no pudo doblegar en los últimos seis partidos a ese gigante del arco del Atlético de Madrid, ya sea por la liga española, Supercopa o Liga de Campeones, aunque previamente el argentino le anotó seis dianas en sus primeros tres enfrentamientos.

“Courtois es uno de los mejores arqueros del mundo”, opinó ayer el técnico de Argentina Alejandro Sabella. “Bélgica tiene un muy buen equipo. Una especie de generación dorada cuyos jugadores están, la mayoría, en el fútbol inglés y español”.

Para Messi será un desafío individual, en el que deberá colaborar para que su equipo supere un estigma que lo persigue desde Italia 1990, última vez que Argentina superó la instancia de cuartos de final. Ese año fue subcampeona. Y contra Bélgica buscará romper esa racha.

Aquella vez en Italia, el equipo de Diego Maradona le ganó por penales a la entonces Yugoslavia; en semifinales se deshizo por la misma vía ante Italia, y luego cayó 1-0 en la final con Alemania.

Desde entonces, Argentina perdió en cuartos o antes: en Estados Unidos 1994 fue eliminada por Rumania en octavos de final; en Francia 1998 perdió con Holanda en cuartos, en 2002 ni siquiera superó la primera fase; y en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010 fue superada en ambos casos por los alemanes también en la antesala de las semifinales. Hoy otro equipo europeo busca ser de nuevo el verdugo de los argentinos.-AP




Volver arriba