México Bicampeón

Delgadillo y Valle, las bujías de Hermosillo ante Puerto Rico

1 / 7


Los mexicanos, con el trofeo de campeones de la edición 2014 de la Serie del Caribe. A la izquierda de esta plana, Juan Salvador Delgadillo, en su gran labor en la final


El béisbol puso en alto el nombre de México otra vez en el firmamento internacional.

Los Naranjeros de Hermosillo, representantes mexicanos, izaron el banderín de la Serie del Caribe, en Isla Margarita, Venezuela, tras vencer a los Indios de Mayagüez, monarcas de Puerto Rico, 6-0, en el partido por el campeonato de la llamada “Pequeña Serie Mundial Latinoamaericana”.

Guiado por una gran serpentina de Juan Salvador Delgadillo, un ya consolidado lanzador surgido de los Leones de Yucatán, los Naranjeros lograron su cuarta victoria de la Serie del Caribe para refrendar el título ganado un año antes por los Yaquis de Ciudad Obregón.

Chris Robertson y Sebastián Valle, este con la casa llena, se volaron la barda para apuntalar el triunfo de los Naranjeros, dirigidos por Matías Carrillo, quien en unos días más tomará el timón de los Leones de Yucatán en la Mexicana de Verano.

Aunque causó sorpresa, el jardinero estadounidense Chris Robertson, quien tuvo una buena participación a la ofensiva, fue nombrado Jugador Más Valioso de la Serie del Caribe, por encima de Delgadillo, ganador de dos encuentros, y Valle, quien decidió un juego y ayer se lució con su bambinazo con las bases congestionadas.

Pocos esperaban que México llegara al trono. El favorito lógico fue República Dominicana, con los Tigres de Licey y muchas estrellas de Grandes Ligas; Cuba, reapareciendo en el clásico con Villa Clara, era otro caballo, y Venezuela, el anfitrión, siempre bien armado, parecía igual un fuerte aspirante.

Pero México, dirigido por Carrillo, contó con un Delgadillo que vive un momento impresionante en la loma. Los Naranjeros lo llamaron de refuerzo y el serpentinero respondió a la confianza con dos soberbias aperturas, abriendo y cerrando el torneo caribeño en el Estadio Nueva Esparta de Isla Margarita.

Valle coronó un racimo de seis carreras luego de dos outs, al conectar un pitcheo que se le quedó colgado al relevista Saúl Rivera.

Gil Velázquez dio la estocada final al empujar una carrera en el octavo con su primer imparable en cuatro turnos. Los boricuas descontaron una carrera con un elevado de sacrificio del designado Randy Ruiz en la apertura del noveno ante el relevista Andrés Ávila Navarro.

Delgadillo (2-0), quien toleró cuatro hits y engomó a cinco en siete episodios, fue el ganador.

Luego del partido, los peloteros del equipo mexicano recibieron el trofeo de campeones, octavo que logra el país en el evento caribeño, primero para los Naranjeros desde la temporada de 1976.

Seis naranjeros aparecieron en el equipo ideal: Valle, receptor; Héber Gómez, torpedero; Yunesky Sánchez, tercera base; John Webber, jardinero izquierdo; Roberson, central, y el piloto Carrillo.




Volver arriba