Mexicanas, fuera

Mayúscula sorpresa: Julia Cohen cae ante Francoise Abanda

La canadiense Francoise Abanda se convirtió ayer en la gran revelación

En jornada en la que las dos últimas mexicanas con vida en los singles fueron eliminadas, una joven pero implacable canadiense dio la nota al eliminar a la primera sembrada, la estadounidense Julia Cohen, al continuar ayer las acciones del Circuito Femenil, primera etapa, en el Centro BIC de Alto Rendimiento.

Francoise Abanda fue una “pantera negra” que con decisión se engulló sin dificultades a una rival que le lleva un largo trecho recorrido. Julia, número 177 del ranking de la WTA y con 24 años de edad, sólo pudo ofrecer resistencia en el primer set ante una rival que es la número 574, pero en la cancha esa diferencia estadística jamás se hizo patente.

Francoise, de 1.80 metros de estatura y gran potencia física, casi ni se despeinó: 6-3 y 6-0.Se esperaba un partido más cerrado, sobre todo porque Julia es una jugadora con mucho “colmillo”, que sabe cómo exasperar a sus rivales.

Cuatro de los ocho partidos de singles se definieron en tres sets, entre ellos el de la poblana Ximena Hermoso, quien dejó ir sus oportunidades frente a la sueca Rebecca Peterson, quien hizo lo necesario para imponerse, 6-7 (5), 6-2 y 4-6.En el primer set, Ximena dejó ir una ventaja de 3-0, que luego se redujo a 4-2, antes que la sueca gane tres “games” en fila para dar la vuelta a la pizarra 4-5. Rebecca se fue al frente 5-6, pero la poblana empató para forzar el “tiebreak”, ganado por la europea.Ximena pareció reaccionar en el segundo parcial, en el que jugó su mejor tenis, y se lo apuntó con un claro 6-2. En el tercero, de nuevo se fue arriba 3-0 y parecía que ahora sí vencería. Sin embargo, los fantasmas del primer set se hicieron presentes, y la sueca niveló a tres, se fue arriba 4-5 y consumó el éxito con su segundo “matchpoint”.

Victoria Rodríguez fue la otra mexicana derrotada ayer. La duranguense no tuvo mayores opciones ante la promesa holandesa Indy de Vroome (séptima favorita), y cayó 6-2 y 6-2. Victoria padece una lumbalgia y tuvo que ser tratada antes del partido por la terapeuta Isela López.

“Hubo que aplicarle un tratamiento para que juegue, tenía mucho dolor y le costaba trabajo inclinarse”.De todos modos, la holandesa exhibió las cualidades que hacen pensar a muchos que muy pronto la estaremos viendo entre las mejores del mundo.

Además de Indy, las otras dos sembradas que se mantienen vivas son las argentinas María Irigoyen (2) y Florencia Molinero (3), aunque vaya que sufrieron para triunfar.

Jugando al mismo tiempo en canchas aledañas, María dio cuenta de la japonesa Riko Sawayanagi, 6-1, 4-6 y 6-1, y Florencia, de la china Yan Wang, 6-4, 3-6 y 6-3, en otra jornada de fuerte calor, viento y humedad, que han sido enemigos de las jugadoras en este Circuito, que reparte 25,000 dólares en premios.Florencia triunfó no sin antes dar un pequeño espectáculo al reclamar airadamente por una bola que, según ella, su misma rival cantó fuera, pero el juez de línea no lo cantó de ese modo.La argentina incluso pidió la presencia del supervisor de la ITF, Paulo Cardoso, pero la decisión no fue cambiada. Luego se dedicó a jugar, y aunque sufrió, salió con la victoria.

Además, la española Nuria Parrizas-Díaz se impuso a la sueca Hilda Melander, 4-6, 6-3 y 7-5; la eslovaca Petra Uberalova derrotó a la rusa Marina Melnikova, 6-2 y 6-0, y la canadiense Heidi El Tabakh a la serbia Barbara Bonic, 7-5 y 6-3.

“Me gusta alargar los partidos”, comentó Nuria Parrizas-Día tras su maratónico encuentro.”De nuevo tardé para entrar al ritmo del encuentro. Fue otro difícil partido”, apuntó Nuria, quien en la primera ronda también necesitó tres sets para doblegar a la rumana Laura-Ioana Andrei. “Todavía no termino de coger el ritmo. Fue hasta el segundo set cuando me di cuenta que jugando dentro de la pista podía hacerle daño. En el tercero ella tuvo ventaja, pero le faltó decisión para cerrar el partido y yo aproveché para ganar”.




Volver arriba