Valenzuela, inmortal

"El Toro" será inducido al Recinto de la Fama del Béisbol en julio

Fernando Valenzuela vivió sus momentos de gloria en los 80

Fernando “El Toro” Valenzuela, quien lanzó para los Leones de Yucatán antes de desatarse la “Fernandomanía” con los Dodgers de Los Ángeles, será inducido al Recinto de la Fama del Béisbol Mexicano.

Valenzuela, nacido en 1960, recibió ayer 343 votos en la jornada de elección de miembros al Recinto de la Fama, en Monterrey.

Los ex peloteros Daniel Fernández, con 211, y Ricardo Sáenz, con 102, junto con el directivo Cuauhtémoc Rodríguez, con 287, lograron los votos para ingresar al Recinto en la ceremonia del próximo mes de julio.

Valenzuela jugó con los Leones de Yucatán tres temporadas, fue novato del año en 1979; en la Liga de Pacífico estuvo catorce temporadas con un sin hit ni carrera con Navojoa en 1980-81.

Sáenz participó 25 temporadas en la Liga Mexicana, con .296 de promedio de bateo, 1,452 carreras producidas y 296 jonrones, tiene el récord de dobles con 496 y de cuatro jonrones en un juego de nueve entradas.

Números mayores

En las Grandes Ligas, Valenzuela fue Novato del Año de la Liga Nacional y ganó el premio Cy Young en 1981 con los Dodgers de Los Ángeles. En la misma temporada fue nombrado Jugador del Año, Bat de Plata y abridor del Juego de Estrellas. También en la temporada de 1981 fue líder de juegos completos de la Liga Nacional y de blanqueadas, además de adjudicarse el triunfo en el tercer juego de la Serie Mundial, ante los Yanquis.

“El Toro” Valenzuela consiguió hazañas como formar parte del Equipo de las Estrellas en seis ocasiones, ponchar a cinco bateadores de forma consecutiva en un juego de este tipo (1986), recibir el Guante de Oro (1986) y lanzar un juego sin hit ni carrera, frente a los Cardenales de San Luis (1990).

Su hijo del mismo nombre juega actualmente para los Leones de Yucatán.




Volver arriba