Un debut soñado para un mexicano

Julio Urías, de 17 años de edad, intratable

Hanley Ramírez, de los Dodgers, durante un juego de pretemporada

GLENDALE, Arizona, EE.UU. (AP).- Julio Urías, un adolescente mexicano de 17 años, abrió ayer por los Dodgers y se lució al recetar dos ponches al lanzar un inning en la victoria de un equipo de Los Angeles 5-4 ante los Padres de San Diego.

Urías, un derecho que es considerado como el mejor prospecto de lanzador de los Dodgers, no permitió hits y nueve de sus 14 pitcheos fueron strikes.

La pasada temporada, luego de firmar por 450,000 dólares, tuvo marca de 2-0 y 2.48 de efectividad en 18 aperturas en la sucursal de Single A en Great Lakes. Este año debe iniciar la campaña en la filial de Clase A en Rancho Cucamonga.

“No estaba nervioso”, dijo Urías. “Nada más que me siento feliz con que me dieron la oportunidad. Lanzar con los Dodgers siempre ha sido mi sueño”.

Añadió que su objetivo es “terminar en las Mayores, o al menos en la Doble A”.

Urías dijo que su ídolo es Fernando Valenzuela, el legendario lanzador mexicano que brilló en la década de los 80. “Es un honor que mi nombre sea mencionado con el lanzador mexicano más grande de la historia”, indicó.

Le preguntaron sobre si supo de Valenzuela por primera vez gracias a su padre Carlos, un ex receptor en México. “No, fue mi abuelo el que me dijo”, señaló.

“Paciencia”

Urías, que ayer ponchó a Will Venable y al cubano Yonder Alonso, parece un prodigio. Pero Don Mattingly es cauto y pide paciencia.

“Tenemos que dejarlo crecer”, señaló el mánager de los Dodgers.

Urías | En corto

El abuelo y el padre de Julio Urías, Carlos, vieron lanzar al gran prospecto mexicano.

Presente

Fernando “El Toro” Valenzuela también vio lanzar ayer por primera vez al zurdo Julio Urías con Los Dodgers.

Referencia

Valenzuela tenía 18 años y medio cuando hizo su debut en las Ligas Menores, en 1979.



Volver arriba