Dura caída de los Yanquis

Nueva York pierde en Chicago y cede terreno en el Este

Adam Eaton (saltando), de los Medias Blancas de Chicago, celebra con el parador en corto Alexei Ramírez, la victoria sobre los Yanquis, ayer

Chris Sale retiró 18 de 19 bateadores durante las seis entradas que trabajó en su regreso después de una lesión en el brazo y guió a los Medias Blancas de Chicago a una victoria 3-2 sobre los Yanquis de Nueva York, que casi empatan en la última entrada ante el bulpén.

El zurdo retiró a los primeros 17 bateadores después de perderse más de un mes debido a una lesión en el brazo izquierdo, y finalmente lograron la victoria luego de que Mark Teixeira de Nueva York conectara sencillo de dos carreras contra Ronald Belisario en el noveno rollo.

Sale (4-0), una de las estrellas de las últimas dos temporadas, ponchó a 10 y ni siquiera se acercaron a hacerle daño, pues sólo recibió un hit de Zoilo Almonte con dos outs en la sexta.

Sale hizo abanicar a Jacoby Ellsbury para cerrar la sexta. Zach Putnam retiró la séptima, y Daniel Webb trabajó un octavo rollo perfecto antes de que Belisario casi perdiera la ventaja en la novena.

Abordaje pirata

El dominicano Edinson Volquez permitió una carrera en seis entradas con control y los Piratas de Pittsburgh se impusieron ayer 3-1 a los Nacionales de Washington.

Volquez (2-4) puso fin a una racha de tres derrotas al limitar a los Nacionales a tres hits, dio dos bases por bola y ponchó a cuatro enemigos.

Mark Melancon trabajó la novena para su octavo salvamento. Andrew McCutchen remolcó dos carreras por los Piratas e hizo una gran atrapada barriéndose con dos en base en la novena para finalizar el partido. Josh Harrison agregó dos imparables por Pittsburgh.

Ian Desmond conectó su octavo jonrón de la temporada por los Nacionales, pero Washington dejó 10 corredores en base. El novato Blake Treinen (0-2) batalló con su control en la segunda apertura de su carrera, admitiendo dos anotaciones y cuatro imparables en cinco entradas y dos tercios, ponchó a cuatro enemigos y dio cinco bases por bola.- AP




Volver arriba