Amenaza fuera del diamante

La vida de Yasiel Puig, complicada al salir de Cuba

El cubano Yasiel Puig, estrella de los Dodgers de Los Ángeles, tuvo un escape tormentoso de Cuba, pasando por México antes de llegar a EE.UU

Yasiel Puig, jardinero de los Dodgers de Los Ángeles, ha sido amenazado por traficantes de seres humanos que orquestaron su salida de Cuba hacia México en 2012, de acuerdo con una investigación de “ESPN The Magazine”, que descubrió detalles sobre el escape de Puig de Cuba y la compleja red de tráfico de humanos que sigue sacando prospectos de Grandes Ligas fuera de la isla.

El reporte, que será publicado hoy, explora una demanda civil en Florida que acusa a Puig de haber acusado a un hombre de haber preparado deserciones. La demanda fue reportada por “LA Magazine” a principios de semana.

Además de Puig, otro demandado es su compatriota, Aroldis Chapman, lanzador de los Rojos de Cincinnati.

Hasta el momento, el toletero de los Dodgers no ha hablado nunca acerca de los detalles de su huida de la Isla, aunque una vez dijo que “algún día se haría una película con esos detalles”.

Yunior Despaigne, amigo de la infancia de Puig, colaboró en la investigación y comentó que Yasiel corrió peligro en varias ocasiones, al zambullirse en el mar para evitar a las autoridades cubanas, caminar por senderos infestados de cocodrilos y además de su “secuestro” en Isla Mujeres, en México.

Guerra interna

Puig y otros tres desertores, incluyendo a Despaigne, pasaron varias semanas recluidos en un departamento vigilado por un prófugo de la justicia estadounidense -jefe de la banda de tráfico de humanos- quien amenazó en varias ocasiones a un intermediario en Miami, quien colaboró para la huida de Yasiel de la Isla.

“Se la pasaban diciendo que podían cortarle un brazo, un dedo, o lo que fuera, para que no volviera a jugar béisbol en su vida, para nadie”, comentó Despaigne.

Sin embargo, una red rival ejecutó un plan, se robó a Puig y lo trasladó a la Ciudad de México donde le consiguió estatus de residente y su agente, Jaime Torres, anunció que Yasiel firmó por 42 millones de dólares con los Dodgers de Los Ángeles.

Con parte del dinero que recibió por la firma, Puig le pagó el 20% al grupo de Florida, que finalmente lo rescató y llevó a los Estados Unidos, aunque muchos afirman que el cubano, ya como jugador de los Dodgers, seguía recibiendo amenazas y presiones para “saldar cuentas” con la agrupación que lo sacó primero de la Isla.

Además, un miembro de la misma red fue encontrado muerto a balazos al lado de una carretera en Cancún. Luego, un miembro del grupo rival que se “robó” a Puig fue secuestrado, para luego ser dejado en libertad.

Sobre la demanda que pesa en su contra, se alega que Puig demandó erróneamente a un ciudadano cubano, que por esa querella, fue sentenciado a siete años de cárcel en los Estados Unidos.

“Si ellos no recibían el dinero, le darían un machetazo para que no juegue jamás”.

Yunior Despaigne

Amigo de Yasiel Puig




Volver arriba