Manchester United recupera la confianza ante el West Bromwich: 3-0

LONDRES  (EFE).- El Manchester United, que solo había ganado uno de sus últimos cinco partidos, recuperó hoy parte de la confianza perdida al derrotar con solvencia al West Bromwich a domicilio (0-3).

La victoria sirve al conjunto del escocés David Moyes para acercarse momentáneamente a cinco puntos de las plazas europeas, que todavía quedan lejos cuando faltan diez jornadas por disputar en la liga inglesa.

Obligados a sumar prácticamente todos los puntos en juego si quieren mantener las opciones de estar en Europa la próxima temporada, los “diablos rojos” salieron esta tarde en tromba ante un equipo que lucha por no entrar en los puestos de descenso.

Los de Moyes dominaron el juego desde el inicio y tardaron media hora en asestar el primer golpe al conjunto del español Pepe Mel, un cabezazo del defensa inglés Phil Jones que superó al portero Ben Foster.

La ventaja en el marcador asentó el dominio del United ante un conjunto que puso presión sobre los visitantes y amagó con el empate en el segundo tramo de la primera mitad, pero que se mostró incapaz de batir al guardameta David De Gea.
Los de Moyes perdieron algo de verticalidad tras el gol y comenzaron a tocar el balón con más calma, con el español Juan Mata al mando en el centro del campo.

El dominio sobre el balón dio sus frutos a los veinte minutos del segundo tiempo, cuando el ataque de los “diablos rojos” trenzó varios pases rápidos al borde del área de Foster que desequilibró a la defensa local y permitió que Rooney rematara con comodidad en el segundo palo el 2-0.

El tanto sentenciaba definitivamente el duelo, pero los de Moyes no renunciaron al ataque, sino que invirtieron los minutos restantes en dominar al West Bromwich y ganar confianza en sí mismos.

Con el rival abatido, el United encadenaba rápidas jugadas. A ocho minutos el final, una de esas combinaciones iniciada en el centro del campo por Mata, continuada por Fellaini y Rooney, acabó con el balón en los pies de Danny Welbeck en el interior del área.

El internacional inglés encaró a Foster y cruzó el cuero hacia el poste derecho para marcar el tercero y cerrar así el marcador.




Volver arriba