Macías, más maduro en la Mérida

Lo más esperado: un triunfo y una buena sopa de lima

Arturo Macías, corriendo la mano derecha. El aguascalentense dice que ahora torea mejor que antes

Arturo Macías habla de Yucatán y, antes de decir palabra de toros, piensa en… una sopa de lima.

Luego, “El Cejas”, como se le conoce al diestro de Aguascalientes, toma más a fondo la charla sobre su actuación de este domingo en la Plaza Mérida y repone rápido: “Verán a un Arturo Macías más asentado, maduro, más torero que antes”.

Macías será uno de los tres alternantes del cartel de la tercera corrida de la temporada en la Plaza Mérida, donde compartirá el paseíllo con el español Iván Fandiño y el queretano Octavio García “El Payo” para lidiar ejemplares de San Isidro y “San Fermín”, de los hermanos Armillita, si completan la exigencia de las autoridades que rechazaron cuatro de ocho toros de la dehesa titular anunciada para esa tarde.

El diestro de Aguascalientes dice que “estaremos en un cartel que es de primera línea. No le pide nada a ninguna otra combinación”.

Además, señala, “torear en la Plaza Mérida es otra cosa. Allí se repara mucho en la presencia de los toros, que siempre es algo fundamental para la Fiesta, y la afición es sumamente seria y conocedora. Gustan, tanto la gente como la autoridad, de un toro muy fuerte. Y yo creo que con los toreros que alternaré, Fandiño y ‘El Payo’, son dos figuras reconocidas, muy buenos toreros”.

Macías acababa de regresar de un viaje de una semana en Los Cabos con su familia, su esposa Esther, de Sanlúcar de Barrameda, España, e hija Lucía, de 2 años. Como torero y persona, afirma que hay que darse tiempo “y queremos aumentar la ganadería (la familia). Vamos por uno más”, cuenta.

Pero lo que más le interesa ahora es seguir consolidando su carrera como matador. “Llevo una temporada profunda, muy redonda. Pero mira, te digo que ahora se piensa más, es una participación más madura, algo que te lo dan los años”.

“Estoy cerca de las 400 corridas como matador de toros. No es fácil alcanzar esa cifra, hay que ir siempre para adelante, no dejar de luchar ni prepararse nunca”.

Habla mucho de su estado de ánimo. “Eso me ayuda mucho porque siempre tengo la intención de mejorar”.

Castigado seriamente por los toros hace unos años, Arturo Macías considera que los percances ayudan a un torero a forjarse. “Las cicatrices te cuajan como persona, te ayudan a valorar mucho lo que haces”.

Recuerda una cornada en la Mérida, cuando casi le atraviesan la axila hace unos años. “Fue antes de ir a hacer temporada en España, dura, porque pudo ser peligrosa”.

“Pero también me acuerdo de la sopa de lima que comimos con Alberto Basulto y su familia. Qué gratos recuerdos de Mérida. Iré a darlo todo, de eso no hay duda”.

Toros y boletos

Los toros que completarían el cartel eran esperados ayer por la tarde en los corrales de la Mérida para ser reseñados, y, si todo sale bien, los boletos saldrán a la venta hoy en las taquillas del coso.-




Volver arriba