Leyenda de siete oros

Leyenda de siete oros

Bjoerndalen, el rey olímpico de invierno con más edad: 40

2_090214_sochilphoto01

KRASNAYA POLYANA, Rusia (AP).- Ole Einar Bjoerndalen, con sus 40 años recién cumplidos, se convirtió ayer en el campeón olímpico de invierno más longevo de la historia al ganar el sprint sobre 10 kilómetros del biatlón.

El noruego dejó atrás a Duff Gibson, un canadiense que tenía 39 años cuando obtuvo el oro en la prueba de skeleton en los Juegos de Turín 2006. “Estoy en un nivel superlativo”, dijo un orgulloso Bjoerndalen. “Me preparé a conciencia para esto y me siento bien fuerte”.

En la competencia, que consiste en tiro y una carrera de esquí de fondo, Bjoerndalen apenas falló un blanco y cruzó la meta con tiempo de 24 minutos y 33.5 segundos, para embolsarse el séptimo oro de su ilustre carrera. Después de ganar su primer oro en Nagano 1998, Bjoerndalen precisa uno más para igualar el récord de las justas invernales, en manos de otro noruego, el esquiador de fondo Bjorn Daehlie.

Con un total de 12 medallas en su colección, Bjoerndalen también empató el récord de Daehlie de más podios en los juegos invernales. Y lo tiene todo a favor para batir los récords de Daehlie, ya que Noruega es ampliamente favorita para arrasar en los dos relevos, el de hombres y el mixto. “Voy carrera por carrera”, dijo.

Bjoerndalen fue escoltado por el austríaco Dominik Landertinger, a 1.3 segundos detrás del ganador. El checo Jaroslav Soukup completó el podio al terminar con un retraso de 5.7 segundos con respecto del ganador. Los fiascos de la competencia fueron protagonizados por el noruego Emil Hegle Svendsen y el francés Martin Fourcade, que entre los dos se reparten ocho victorias en el circuito de la Copa del Mundo, al terminar relegados a un noveno y sexto puestos, respectivamente.

La victoria de Bjoerndalen fue todo un imprevisto, considerando que lleva dos años sin sumar victorias en la Copa del Mundo. Su último triunfo en una competencia individual de la Copa de Mundo se remonta a dos años atrás al ganar la persecuión de 12.5 kilómetros en 2012 en Finlandia.

Primera medalla

En un día soleado y condiciones perfectas, el estadounidense Sage Kotsenburg, de 20 años, se alzó con autoridad con la primera medalla de oro de los Juegos al imponerse en el slopestyle, la acrobática y arriesgada nueva prueba del snowboard.

Kotsenburg se proclamó campeón con una puntuación de 93.50, para superar al noruego Staale Sandbech.

El canadiense Mark McMorris, quien a duras penas logró entreverarse a la ronda final, se llevó la presea de bronce.Kotsenburg ni siquiera se imaginaba estar en la final. Después de todo, había fracasado en clasificarse durante la ronda preliminar 48 horas antes y debió hacer el gasto extra al sortear una etapa semifinal temprano en la mañana.”Esto sí que es inusual, estoy en la final en una olimpiada”, escribió en su cuenta de Twitter. Así se entiende que su apodo se refiera a su tendencia de guardarse sus mejores cartas para el final.

“Esto sí que es inusual, estoy en la final en una olimpiada”

Sage Kotsenburg

tras su pase a la final del slopestyle




Volver arriba