La Arena México, “catedral de la lucha libre”, está de manteles largos: cumple 58 años

1 / 19


Reproducciones de las máscaras de todos los luchadores que han pisado el ring de la Arena México se ofrecen en las inmediaciones de la también llamada "catedral de la lucha libre"


MÉXICO (Notimex).—  Escenario de mil batallas, de tradición y un emblema de la lucha libre en este país, la Arena México cumplirá 58 años de existencia este domingo y el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) lo celebrará con una magna función.

Mario Moreno “Cantinflas” inauguró la “Catedral” el 27 de abril de 1956, escenario cuya capacidad oficial era de 17 mil 678 espectadores, pero luego de algunas adecuaciones en la actualidad pueden entrar poco más de 15 mil aficionados.

 Figuras como “El Santo”, “Médico Asesino”, “Rolando Vera”, “Blue Demon”, entre otros, fueron los primeros en pisar el cuadrilátero por el cual han pasado extraordinarias figuras, nacionales e internacionales, y donde se han realizado memorables encuentros.

Caminar por sus pasillos cuando no hay función puede resultar hasta cierto punto tenebroso, pues se conocen algunas historias paranormales acerca del inmueble. Los pasillos solitarios, las más de 15 mil butacas sin afición y el silencio sepulcral “castigan” al coloso cuando no hay actividad.

Y si alguien quiere vivir una tarde o noche de catarsis colectiva, acudir a la calle de Doctor Lavista número 203, en la Colonia Doctores, es necesario. Todo comienza desde sus alrededores, donde decenas de enmascarados, niños, jóvenes y adultos, invaden las calles aledañas.

La aventura continúa dentro de la México, donde cientos de aficionados al arte del “goch” se divierten, mientras sobre el cuadrilátero se repite una y otra vez la eterna lucha del bien contra el mal, esa batalla que emociona, alegra y hasta entristece a los ahí presentes.

La gente grita improperios, aplaude y mienta madres, vive la lucha libre con pasión, como lo hicieron miles de espectadores que presenciaron la victoria de “El enmascarado de plata” para despojar de su máscara a “El Gladiador”, la primera que cayó en el inmueble, el 21 de septiembre de 1956.
 
Además de funciones de lucha libre, la “Catedral” ha albergado combates de boxeo, incluidos los de los Juegos Olímpicos México 1968, eventos musicales con la participación de Luis Miguel, cuando era adolescente, Antonio Aguilar, Vicente Fernández, entre otros.

Entre sus emblemáticas batallas se recuerdan la que protagonizaron el 25 de octubre de 1963 “El Santo” y “El Espanto”, quienes se jugaron las máscaras y terminaron bañados en sangre, con victoria para el plateado.
 
El 21 de septiembre de 1990, Rayo de Jalisco Junior, luego de recibir un guitarrazo en la cabeza, desenmascaró a “Cien Caras” ante un lleno total, función en la que hubo caos, se cayó una barda y la cual terminó con rumores de muertos y heridos.
 
El 3 de abril de 1992, cerca de cinco mil espectadores se quedaron con las ganas de ingresar al inmueble, que lució repleto, cuando “Blue Panther” dejó sin máscara a “Love Machine”; también se recuerdan épicas batallas como la de “Atlantis” y “Villano III”, en 2000 y con triunfo para el “ídolo de los niños” para conservar su tapa.

Parte de toda esa historia de la Empresa Mexicana de Lucha Libre, ahora Consejo Mundial de Lucha Libre, se puede apreciar en la entrada principal de la Arena México en un impresionante mural, obra del artista chihuahuense Miguel Valverde.

Titulado “A dos de tres caídas sin límite de tiempo”, fue inaugurado como parte de los festejos del 80 aniversario de la lucha libre en México, en septiembre de 2013.

La obra, de 30.5 metros de largo por 2.44 de ancho, presenta la historia de la lucha libre y del CMLL. Aparecen personajes como “Santo”, “Blue Demon”, “Mil Máscaras”, “Atlantis”, “Negro Casas”, “El Solitario”, entre otros, los más emblemáticos de cada época.
 
Sin olvidar a monstruos o extraterrestres que aparecieron en algunas películas, la lucha de los indígenas contra los conquistadores, o algunas constelaciones practicando llaves y contrallaves; y no podía faltar el llamado “padre de la lucha libre en México”, Salvador Lutteroth.

Así, la “México Catedral” festejará hoy domingo 58 años de existencia con una función donde aprovecharán para celebrar el Día del niño, donde “Místico”, “Atlantis” y “La Sombra” chocarán contra “Dragón Rojo”, “Pólvora” y “Rey Escorpión” en la contienda estelar.

También se realizará el torneo “Reyes del aire 2014” con la participación de “Valiente”, “Tritón”, “Delta”, “Guerrero Maya”, “Stuka”, “Rey Cometa”, “Averno”, “Mephisto”, “Ephesto”, “Niebla Roja”, “Tiger” y “Puma”; y en otra batalla de tercias, “Súper Porky”, “Máximo” y “Titán” enfrentarán a “Míster Niebla”, “Negro Casas” y “Cavernario”.




Volver arriba