Río inicia la construcción de un nuevo velódromo para los Juegos de 2016

 

RÍO DE JANEIRO (EFE).- La ciudad brasileña de Río de Janeiro inició este mes la construcción del velódromo que será usado en los Juegos Olímpicos de 2016 tras descartar el que fue erguido para los Panamericanos de 2007 y que supuestamente cumplía las exigencias.

Las obras del Velódromo Olímpico empezaron el 20 de febrero por la empresa Tecnosolo Servicios de Ingeniería, que venció la respectiva licitación de la alcaldía de Río de Janeiro, informó en un comunicado la Empresa Olímpica Municipal.

Tecnosolo se adjudicó los derechos para construir y operar el velódromo por dos años tras exigir 118,9 millones de reales (unos 50,6 millones de dólares) por el contrato, por debajo del techo máximo de 136,9 millones de reales (unos 58,2 millones de dólares) ofrecido por el Gobierno.

El valor no incluye la instalación de la pista de madera, que será responsabilidad del Comité Organizador de los Olímpicos 2016.

La empresa fue la misma que construyó la Arena Multiuso de los Juegos Panamericanos y se comprometió a entregar las obras en el segundo semestre de 2015.

La construcción del nuevo velódromo generó una intensa polémica debido a que la alcaldía de Río de Janeiro ya había construido una moderna instalación para los Juegos Panamericanos de 2007 que ya preveía las exigencias del Comité Olímpico Internacional (COI).

El equipamiento, considerado en su época como el mejor de Sudamérica y el primero en Brasil con nivel internacional, fue descartado por el COI debido a que no contaba con el aforo suficiente y a que unas columnas de sustentación en las esquinas dificultaban la visión de parte de los asistentes.

La alcaldía alegó que la reforma para adecuar las instalaciones a las exigencias olímpicas tendría un costo mayor que la construcción de un nuevo velódromo y optó por demoler el primero, cuya pista y equipos de competición fueron trasladados a Pinhais, ciudad en el estado de Paraná en la que se entrenan varios ciclistas brasileños.

El nuevo velódromo será erguido en un terreno de propiedad de la alcaldía de Río de Janeiro en Barra de Tijuca, el barrio que concentra la mayoría de las instalaciones olímpicas, pero su construcción será financiada por el gobierno nacional de Brasil.

La instalación, con una pista que permitirá a los ciclistas alcanzar velocidades de hasta 85 kilómetros por hora, formará parte del Parque Olímpico junto con otras también en construcción como el Centro de Tenis, el Centro Acuático y la Arena de Balonmano.

El velódromo tendrá capacidad permanente para 5.000 asistentes y un área disponible para graderíos provisionales que pueden aumentar el aforo en 800 lugares.

Tras los Olímpicos de 2016, la instalación formará parte del Centro Olímpico de Entrenamiento (COT), una serie de estructuras destinadas a los atletas brasileños de alto rendimiento.




Volver arriba