Noruega, a la cabeza del medallero en Sochi

La primera jornada en los Juegos Olímpicos de Sochi 2014

1 / 25


Con un récord olímpico, Sven Kramer también revalidó el título de los 5.000 metros del patinaje de velocidad, prueba en la que los tres puestos del podio fueron acaparados por holandeses.
Con un récord olímpico, Sven Kramer también revalidó el título de los 5.000 metros del patinaje de velocidad, prueba en la que los tres puestos del podio fueron acaparados por holandeses.
Marit Bjoergen, la reina de los Juegos de Vancouver (en los que capturó tres oros, una plata y un bronce), trasladó su trono a tierras rusas, donde revalidó su título en el esquiatlón, convirtiendo -junto al anterior- a Noruega en la primera líder del medallero.
Marit Bjoergen, la reina de los Juegos de Vancouver (en los que capturó tres oros, una plata y un bronce), trasladó su trono a tierras rusas, donde revalidó su título en el esquiatlón, convirtiendo -junto al anterior- a Noruega en la primera líder del medallero.
el noruego Ole Einar Bjoerndalen _con 40 años cumplidos hace una semana_ se convirtió en el deportista más longevo en conquistar un título individual en una olimpiada invernal al consagrarse en el sprint de 10 kilómetros del biatlón.
El noruego Ole Einar Bjoerndalen _con 40 años cumplidos hace una semana_ se convirtió en el deportista más longevo en conquistar un título individual en una olimpiada invernal al consagrarse en el sprint de 10 kilómetros del biatlón.
Kotsenburg se proclamó campeón con una puntuación de 93.50, para superar al noruego Staale Sandbech
Kotsenburg se proclamó campeón con una puntuación de 93.50, para superar al noruego Staale Sandbech
Sage Kotsenburg ni siquiera se imaginaba estar en la final. Después de todo, había fracasado en clasificarse durante la ronda preliminar 48 horas antes y debió hacer el gasto extra al sortear una etapa semifinal temprano en la mañana del sábado.
Justine Dufour-Lapointe y su hermana Chloe le dieron oro y plata a Canadá al doblegar a la estadounidense Hannah Kearney en la prueba de baches femeninos del esquí de estilo libre
Sage Kotsenburg ni siquiera se imaginaba estar en la final. Después de todo, había fracasado en clasificarse durante la ronda preliminar 48 horas antes y debió hacer el gasto extra al sortear una etapa semifinal temprano en la mañana del sábado.


RUSIA (EFE).- El noruego Ole Einar Björndalen agrandó su condición de mito al ganar la prueba sprint de biatlón -igualando el récord absoluto de trofeos olímpicos de invierno de su compatriota Björn Dahlie- en la primera jornada que repartía medallas en los Juegos de Sochi (Rusia), inaugurados este viernes.

En la que Marit Bjoergen, la reina de los Juegos de Vancouver (en los que capturó tres oros, una plata y un bronce), trasladó su trono a tierras rusas, donde revalidó su título en el esquiatlón, convirtiendo -junto al anterior- a Noruega en la primera líder del medallero.

En otra gran jornada para Holanda, que copó el podio en la prueba de 5.000 metros de patinaje de velocidad, en la que Sven Kramer repitió el oro logrado hace cuatro años en Canadá, que logró hoy el ‘doblete’ en la prueba de baches de esquí estilo libre (o “freestyle”) gracias a las hermanas Justine y Chloe Dufour-Lapointe.

Y en la que el estadounidense Sage Kotsenburg se colgó al pecho la primera medalla de los Juegos de Sochi, la de ‘slopestyle’ de snowboard (tabla de nieve), una de las disciplinas que se estrenan en el calendario olímpico.

Kotsenburg aprovechó la baja de su compatriota Shaun White -que se dañó la muñeca izquierda en un entrenamiento, el pasado martes y, debido a ello, prefirió reservarse para la prueba de ‘halfpipe’, en la que aspira a lograr un tercer título olímpico consecutivo- y se convirtió en el primer campeón de los Juegos de Sochi.

El estadounidense, de 20 años, se impuso en la pista con saltos y módulos de Rosa Khutor al sumar 93,50 puntos, 1,75 más que el noruego Staale Sandbeck, que fue segundo, por delante del canadiense Mark McMorris (88,75), bronce en la primera prueba de los Juegos.

Marit Bjoergen demostró que es una auténtica máquina y con 33 años y 324 días se convirtió en la campeona más veterana en una prueba individual femenina del esquí de fondo olímpico al revalidar el título en el esquiatlón. Tras siete kilómetros y medio en estilo clásico, una transición -para cambiar de esquís- y la misma distancia en estilo libre, ganó su cuarto oro olímpico.

Bjoergen -que en su brillante palmarés también cuenta platas en Salt Lake City’02 (EEUU) y en Turín’06 (Italia)- capturó hoy su octava medalla en cuatro Juegos seguidos tras imponerse por delante de la sueca Charlotte Kalla y de otra noruega, Heidi Weng. En una prueba en la que la española Laura Orgué fue vigésima quinta y logró de esta forma su mejor clasificación olímpica.

Poco después del éxito de Bjoergen, el incombustible Björndalen -que hace doce años fue el rey de los Juegos de Salt Lake City, con cuatro oros- convirtió a Noruega en la primera líder del medallero.

Con 40 años, Björndalen capturó oro en la prueba sprint de biatlón, en la que se permitió el lujo de ganar incluso con una vuelta de penalización -por fallar un disparo-. Lo hizo por delante del austriaco Dominik Landertinger y del checo Jaroslav Soukup.

Björndalen igualó el récord absoluto de medallas olímpicas invernales de su compatriota Björn Daehlie (doce), aunque éste la comanda con ocho oros, uno más que él. Su colección de trofeos asusta- en Mundiales, Ole Einar ganó 39 medallas- 19 de oro.
Metal que volvió a capturar hoy Sven Kramer, que revalidó, con récord olímpico, su título de Vancouver al encabezar un ‘triplete’ holandés en los 5.000 metros de patinaje de velocidad. Para mayor alegría de sus Reyes, Guillermo y Máxima, presentes en el Adler Arena. Kramer ganó con un tiempo de seis minutos, diez segundos y 76 centésimas, por delante de Jan Blokhuijsen y de Jorrit Bergsma.

Éste es el segundo ‘triplete’ olímpico de Holanda en patinaje de velocidad después del 10.000 de los Juegos de Nagano’98 (Japón) en los que Gianni Romme ganó delante de Bob de Jong y Rintje Ritsma.

En hockey femenino, Canadá inicio con éxito la carrera hacia un cuarto título consecutivo al golear a Suiza (5-0); y Estados Unidos -subcampeona en Vancouver- ganó a Finlandia (3-1).

Y en la última resolución del día, la estadounidense Hannah Kearney, que en marzo había declarado a Efe en la estación española de Sierra Nevada (Granada) -donde ganó la última prueba y la general de la Copa del Mundo- que su gran meta era revalidar en Sochi el título olímpico logrado en Vancouver, se tuvo que conformar con el bronce en la prueba de baches de ‘freestyle’ o esquí estilo libre.

En la que brillaron las hermanas Justine y Chloe Dufour-Lapointe, que ganaron oro y plata para Canadá, aupando a su país al segundo puesto del medallero, empatado con Holanda (ambos países con una medalla de cada metal).

Justine, de 19 años, ganó con 22,44 puntos; 0,74 más que su hermana mediana, Chloe, de 22; en una prueba en la que la mayor, Maxime, de 24, acabó duodécima. Kearney, que lideraba la prueba antes de la tercera y definitiva ronda, tuvo un fallo en la parte superior del recorrido y se tuvo que conformar con el bronce. 

Etiquetas: