Hubertus von Hohenlohe, la eterna presencia invernal de México

Hubertus von Hohenlohe, la eterna presencia invernal de México. En la imagen, durante su participación en los Juegos Olímpicos de 2010

Hubertus von Hohenlohe, la eterna presencia invernal de México. En la imagen, durante su participación en los Juegos Olímpicos de 2010

MÉXICO (Notimex).- Descendiente de una de las casas reales más importantes de Alemania, Hubertus Rudolph Von Furstenberg-Von Hohenlohe-Langenburg tiene el privilegio de ser quien más veces ha representado a México en los Juegos Olímpicos de Invierno.

Este hombre, conocido simplemente como Hubertus von Hohenlohe, nació en la ciudad de México el 2 de febrero de 1959, cuando su padre, el príncipe Alfonso Von Hohenlohe-Langenburg, era el encargado de supervisar las operaciones de la compañía Wolkswagen en el país.

Descendiente de la familia real de Wurttemberg, creció en México hasta los 10 años de edad, cuando su familia se mudó a España, y después a Austria, donde estudió en escuelas de las ciudades de Vorarlberg y Graz.

En 1981 fundó la Federación Mexicana de Esquí, además de que debutó en la Copa Mundial de Esquí en Val-d’Isére, Francia.

En 1984, von Hohenlohe hizo su presentación en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sarajevo, antigua Yugoslavia y actual Bosnia Herzegovina, en su primera de seis participaciones en este tipo de eventos.

Las otras apariciones del príncipe en la máxima justa del deporte invernal son Calgary, Canadá; en 1988; Albertville, Francia, en 1992; Lillehammer, Noruega, en 1994; Vancouver, Canadá en 2010, y ahora en 2014 en Sochi, Rusia.

Uno de los problemas más importantes dentro de su carrera deportiva lo vivió cuando el presidente del Comité Olímpico Mexicano, Felipe Muñoz Kapamas, consideró que Von Hohenlohe no cumplía con los parámetros establecidos para competir en los juegos de Turín, Italia, en 2006.

El argumento de Felipe Muñoz, es que este esquiador no se ubicaba entre los primeros 16 sitios a nivel mundial, tal como lo exige el organismo olímpico para juegos invernales y veraniegos.

Esta misma postura había evitado que interviniera en los juegos de 1998 en Nagano, Japón; Salt Lake City, Estados Unidos, en 2002.

Sin embargo, ya en 2010, con 51 años de edad, Hubertus von Hohenlohe regresó al escenario olímpico en Vancuver, participando en las pruebas de Slalom, en la que ocupó el lugar 46, y Slalom gigante, en la cual finalizó en el sitio lugar 78.

Consiente de que sus oportunidades de triunfo son mínimas, este pintoresco personaje sigue en las competiciones por el simple motivo de evitar que desaparezcan los ‘esquiadores exóticos’, provenientes de naciones sin tradición en los juegos invernales.

Otras facetas de personaje, quien habla perfectamente español, además de hablar alemán, inglés, italiano y francés; son las de empresario y fotógrafo, así como cantante, la cual desarrolla en Austria con los grupos ‘Andy Himalaya’ y ‘Royal Disaster’. Como fotógrafo, su trabajo critica las reglas y modas impuestas por la sociedad,

Von Hohenlohe reside actualmente en Marbella, España, Liechtenstein y Austria, junto con Simona Gandolfi, quien ha sido su pareja desde hace más de 14 años.




Volver arriba