Jiménez: amuleto águila

El delantero tiene un historial invicto en partidos por el título

Raúl Jiménez es el señor de las finales en el América y, desde su paso por las juveniles de las Águilas, ha sido un verdadero talismán, ya que obtuvo un cetro en Segunda División, tres en la Sub-20 y la última con el equipo mayor ante el Cruz Azul en el Clausura 2013.

Hasta ahora, no ha probado el sinsabor de una derrota en series por el título y pretende alzar una corona más frente al León para lograr el bicampeonato.

“Afortunadamente me ha tocado jugar cinco finales en el club, ésta será la sexta, y todas las he ganado, es algo bueno para mí que en la final que he estado, he ganado”, presumió con orgullo el atacante.

El éxito de Raúl en finales también se extendió en selecciones nacionales al ser parte del plantel que obtuvo el Torneo Esperanzas de Toulon en 2012 y ese mismo año los Juegos Olímpicos de Londres al vencer a Brasil. En ambas, participó algunos minutos.

“Hay que tener esa mentalidad ganadora siempre, hay que saber que tienes que ganarle a cualquiera para lograr los objetivos, y si contamos más finales serían la de los Olímpicos y en Toulon donde también logramos la victoria”, indicó en charla con el diario “Récord”.

La clave del éxito americanista ha sido la unión que hay dentro del plantel y en ningún momento ha existido conformismo con lo logrado hasta ahora, por lo que van por más. “Me ha tocado un gran equipo, excelentes jugadores y hemos formado una gran familia, eso es lo que te lleva a los campeonatos y a hacer bien las cosas dentro de la cancha”, precisó el delantero.

El “9″ de las Águilas no ve muchas diferencias entre el título conseguido el semestre previo y el actual. El hambre de triunfo no ha cambiado para nada.

“Cambiaron muy pocos jugadores, los que llegaron tuvieron que ir agarrando la onda del estilo de juego de Miguel (Herrera) y ahora hay qué culminarlo de buena forma”, aseveró.

Lleno seguro

El Nou Camp estará más que lleno, porque los leoneses han esperado 16 largos años, desde 1997, cuando perdieron con Cruz Azul, para volver a vivir un partido de Final.

El estadio abrió anteayer y los aficionados han llegado en cascadas. “Sólo hay boletos en la zona 5 y zona 10″, dicen los encargados de mantener las taquillas en orden.

No han aparecido disturbios, al menos no muchos. La zona 5 y la zona 10 son las cabeceras del estadio. Para ese sector hay de todos los precios. Sol: 450, 225 para niños; preferente: 750 y 375; zona A, 950 y 475. De esos quedan menos.Sólo se permite comprar dos boletos por persona. Si se tiene el “Fiera Bono”, se pueden comprar tres.

Lejos, los revendedores siguen haciendo de las suyas. Hay boletos de 450, que se venden en 900 pesos; hay de 750, que se venden en mil 200 y hay de 950 que llegan hasta los 3 mil. Y los precios seguirán a la alza conforme el inicio del duelo de ida se acerque.

Una cosa es segura, no cabrá ni un alfiler en el Nou Camp.El jefe de la policía municipal de León, Francisco Aguilera, asegura que su gente está preparada para la posible “invasión americanista”. Se sabe que las porras del América se caracterizan por ser violentas y por querer aprovecharse tanto dentro como fuera del estadio.”No sabemos cuántos vendrán, pero estamos preparados para todo. En cuanto estén en la ciudad se pondrá en marcha un operativo para cualquier situación”, dijo. Alrededor de 600 efectivos de seguridad estarán al pendiente del partido.- El Universal




Volver arriba