Incógnitas y emoción

Millones estarán al pendiente del sorteo mundialista

Neymar Júnior, máxima estrella de Brasil para la Copa del Mundo

La carpa gigantesca recibe los últimos toques en el balneario de Costa de Sauípe, Bahia. Las esferas con los nombres de las selecciones están listas para depositarse en los bombos. Cuando éstos se meneen, con ellos girarán las esperanzas de miles de millones de espectadores. Una vez concluido el sorteo de hoy, muchos sabrán o creerán saber si hay motivo de optimismo o abatimiento en torno a su equipo para la Copa del Mundo.

El propio país sede se juega mucho en el sorteo, si bien se considera que éstos han favorecido históricamente al anfitrión. ¿Podría la selección verdeamarela vivir el preludio de un nuevo “Maracanazo”, aún más doloroso, si la suerte no la favorece y enfrenta a dos equipos europeos, Italia y Holanda quizás? ¿Podría deparar la primera fase un nuevo capítulo de la rivalidad entre el argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo, pero ahora en la escena mundialista? ¿Saldrán Colombia y Uruguay con el sabor de que su condición de cabezas de serie fue una mera trampa que los colocó entre potencias? ¿Qué tal una oportunidad de revancha para Holanda, que cayó en 2010 ante España en la final y que ahora podría topársela en primera ronda?

Todas esas dudas y muchas más quedarán despejadas cuando concluya el acto de unos 90 minutos cuya mecánica es simple. Los 32 equipos estarán colocados en cuatro bombos. Durante décadas, el organismo colocó papeles en un sombrero, pero una fórmula tan rudimentaria luce lejana al espectáculo actual de la FIFA, cuyos sorteos son una atracción ornamentada desde que el primero se transmitió por televisión, para el Mundial de 1966. La FIFA y las autoridades brasileñas informaron para el sorteo de hoy se destinaron 11 millones de dólares.

La cifra incluye la construcción de la carpa, tan grande como un edificio de cinco pisos y tan larga como una cancha de fútbol, donde se harán girar las tómbolas. Que giren pues, porque todo está listo.- AP




Volver arriba