Cochran, con ventaja

El estadounidense es líder absoluto del Mundo Maya Open

Rick Cochran III, figura del Mundo Maya Open, ayer en el Country Club El chileno Christian Espinosa durante su participación en el Mundo Maya Open, ayer en el Yucatán Country Club

El estadounidense Rick Cochran III se ubicó como líder absoluto del Mundo Maya Open, presentado por Heineken, luego de embocar un águila en el hoyo 18 desde 110 yardas para finalizar con ronda de 67 impactos, un total de ocho golpes bajo par.

“Pegué un gran tiro y una vez que la bola bajó en el green supe que iba a quedar cerca, pero no me imaginé que se iba a meter”, mencionó el golfista de Paducah, Kentucky, tras realizar el golpe que desató la euforia del público que asistió ayer al Yucatán Country Club.

Acechando el primer sitio, con siete golpes abajo del par de la cancha, se encuentran el estadounidense Chris Meyer y el argentino César Monasterio, que durante la mayor parte del día estuvo en la cima.

“Con la concentración estoy muy bien y muy tranquilo. Me quedó una sensación medio fea con mi swing y voy a practicar para estar en óptimas condiciones para mañana (sábado)”, manifestó el veterano jugador, miembro del European Tour en 2004, 2005 y 2006.

Empatados en la cuarta posición, a tres impactos del líder, con cinco menos, se encuentran Rodolfo Cazaubón y los estadounidenses Brad Hopfinger y Nicholas Lindheim.

El golfista originario de Tampico, llevaba una ronda impecable, con ritmo de puntero. Sin embargo, cuando llegó al hoyo 15 se fue al agua, hizo tres putts y registró un triple bogey del que ya no se pudo reponer.

“Jugué muy bien hasta que llegué al 15. La verdad es que no sabía qué hacer. No estaba seguro de qué pegar, hice un mal swing y me fui al agua, pero de ahí en fuera la verdad es que jugué muy bien”, aseguró el ex miembro de la Universidad de North Texas.

Cochran recordó que en el TransAmerican Power Products CRV Open quedó eliminado en el primer hoyo de desempate para definir al campeón y aseguró que México es un país en el cual se le “da jugar bien”.

Etiquetas: