Giovvani Lope, un soldado de élite de Caissa

Un joven entrenador que levanta el ajedrez en cuatro municipios

 Grábese bien este nombre: Giovvani Lope Aguilar. En forma callada pero tan efectiva como las combinaciones que suele armar sobre el tablero, el joven ajedrecista oriundo de Telchac Pueblo va que vuela para convertirse en uno de los entrenadores más valiosos de México.

 

En poco más de un año, Giovvani, fuerte competidor quien ahora se revela como un gran organizador de torneos abiertos, abono de lujo para el ya de por sí fértil campo del juego ciencia en Yucatán, ha convertido en bastiones del juego a cuatro municipios de la región Centro-Norte.

 

Licenciado en Trabajo Social pero dedicado en cuerpo y alma a la enseñanza de los secretos de la diosa Caissa, Giovvani tiene ya más de 100 pupilos en total en su pueblo de origen y en los vecinos Telchac Puerto, Sinanché y Dzemul.

 

Se dirá fácil, pero habría que ver en qué otra parte del país se hace algo igual. Aquí hay que subrayar que se habla de un póquer de localidades del interior del Estado, lo que eleva el mérito del instructor yucateco.

 

El trabajo de Giovvani fue la razón principal por la que el pasado 16 de marzo se inscribieran más de 200 competidores en el evento realizado en el Palacio Municipal de Telchac Pueblo y también será un factor decisivo en la nutrida asistencia que se espera este domingo 6 de abril en Telchac Puerto en un torneo que constará de cinco categorías.

 

Lope Aguilar es un entrenador que gusta de participar en competencias y no le va nada mal. En varias participaciones que ha tenido en los torneos abiertos de Plaza Diamante, en el centro de Mérida, ha peleado duro por los primeros lugares.

 

Lo mismo sucedió el pasado domingo 30, en el torneo de tercera fuerza que ganó el umanense Francisco Martín Pérez, pero esta vez Giovvani se dedicó más a promover el evento de Telchac Puerto, donde cuenta con el decidido respaldo del presidente municipal, Humberto Marrufo Ramírez, quien también practica el juego ciencia.

 

Tras las primeras tres de las seis rondas de que constará el torneo de este domingo, a un ritmo de 20 minutos por jugador para toda la partida, el alcalde ofrecerá un refrigerio a todos los combatientes y a un cuerpo arbitral de lujo encabezado por Wílbert Villanueva Castillo. Los otros jueces serán su hijo Bruno Villanueva Eguía-Lis, Daniel Ángel Mena Briceño y Miguel Ricardo Sosa Pérez. Difícilmente pueda reunirse en un evento estatal un equipo tan eficiente y experimentado.

 

A sus 27 años de edad, Giovvani, quien mucho tiene que ver con la ebullición ajedrecística que se registra en la entidad, imparte talleres de la milenaria disciplina de lunes a viernes. En Dzemul, donde tiene más alumnos (35), enseña los martes y los jueves de 6 a 8 de p.m. Antes, de 2 a 5 de la tarde, da clases en su domicilio de Telchac Pueblo a 29 niños y jóvenes.

 

Lunes y miércoles, de 6 a 8 de la noche, muestra todas las facetas del juego, aperturas, medio juego y finales, a 23 pupilos en la biblioteca de Telchac Puerto. Antes, da clases a 15 pupilos en el CCD de Sinanché, donde también acude a enseñar los viernes. Quienes quieran aprender ajedrez en esos lugares pueden contactar al instructor en el celular 9911-10-90-00 o al e-mail [email protected]

 

A ese mismo correo electrónico pueden apuntarse los interesados en participar en el torneo de este domingo (lo mismo que al e-mail [email protected]), que se jugará en infantil Sub 8, Sub 10 y Sub 12, así como en el Grupo A (primera y segunda fuerzas) y el B (tercera y cuarta).

 

En los grupos A y B habrá premios económicos para los cuatro primeros lugares, así como a la mejor femenil y al mejor local. En los infantiles se entregarán trofeos artesanales en forma de caballos.

 

Los organizadores del evento gestionaron la presencia de la tienda “Diagonales”, especializada en artículos ajedrecísticos, a fin de que los gladiadores del tablero puedan adquirir material que fortalezca su arsenal, como libros, juegos, tableros, murales, relojes de ajedrez y un largo etcétera.



Volver arriba