Galeón lleno de piratas

Maxwell León, hijo de histórico pirata, al abordaje

Brian Barden ya trabaja en el campamento de los Piratas

Hace 35 años Maximino León le dio a los entonces debutantes Piratas de Campeche su primera victoria en la Liga Mexicana. Hoy, su hijo Maxwell León llega a la organización filibustera para defender uno de los jardines en esta temporada.

Sí, el hijo de uno de los lanzadores más emblemáticos de los Piratas de Campeche se suma a la pretemporada, luego de militar en varios equipos, entre ellos, los Sultanes de Monterrey.Maxwell es parte de las caras nuevas de las que se espera mucho tanto a la defensiva, como a la ofensiva.

También llegó al campamento pirata el tercer integrante de la llamada “legión extranjera”, Brian Barden.

A la espera

Sólo falta por reportarse el quinto refuerzo extranjero, que podría ser el cubano Alfredo Despaigne.

De hecho, la tripulación bucanera está prácticamente lista ya que sólo falta que se reporte el lanzador derecho Héctor Velázquez, lo cual podría ocurrir entre hoy y mañana.Hace unos días se subieron al barco los importados Fernando Martínez y Sean Gallagher que se sumaron al cerrador Luis Perdomo.Maxwell León nació en el la ciudad de México y radica en Hermosillo, Sonora; el 27 de junio próximo cumplirá 30 años de edad. Se desempeña como jardinero y en los inicios de su carrera jugó la segunda base. En las Ligas Menores de los Estados Unidos jugó seis temporadas con los Tigres de Detroit.”Me siento contento de llegar a Campeche, regreso de nuevo a la zona sur, donde debuté hace tres años, donde jugué para Minatitlán, de mayo a julio. Las dos siguientes temporadas (2012 y 2013) estuve con los Sultanes de Monterrey”, subraya.”Terminé mi compromiso hace dos meses con Culiacán, sin embargo estuve entrenando en mi casa, así que lo único que falta es adaptarme a mis nuevos compañeros y ponerme a las órdenes del mánager”, mencionó Maxwell León.Por su parte, Brian Barden, de Templetón, California, subrayó que con el mes que falta para que se inicie la temporada es suficiente para estar listo.”Yo quiero batear arriba de los 300 y hacer el menor número de errores”, mencionó el tercera base de 33 años de edad.- Martín Acosta Pacheco




Volver arriba