Nuevas medidas para el Clásico

Habrá seguridad al máximo para evitar incidentes

Aficionados de las Chivas agreden arteramente a un policía (no visible) en las tribunas del Estadio Jalisco ante la mirada y displicencia de otros agentes

La Fiscalía General de Jalisco informó ayer que la Fuerza Única Metropolitana apoyará en el operativo de seguridad que se realizará en el Estadio Omnilife por el Clásico Guadalajara-América del domingo, mismo que será coordinado por las autoridades de Zapopan.

El anuncio se dio un día después de que las Chivas confirmaron que no le darán cabida a las barras en sus partidos en casa y en gira.

“Cien por ciento quedan eliminadas las barras y obviamente creo es la única manera de dar carpetazo a todo este asunto de la violencia”, indicó el dueño del Rebaño, Jorge Vergara.

El dirigente dejó en claro que se tomarán las medidas necesarias para evitar la violencia en su estadio, por lo que colocarán butacas en todas las tribunas.

“En primer lugar ya no va haber más que butacas, eso evita que causen desmanes porque no pueden subir y bajar corriendo como lo tenemos en este momento”, explicó Vergara al referirse a la zona del Estadio Omnilife, donde acostumbran situarse los grupos de animación.

Asimismo, indicó que “están boletinados todos los rijosos y no pueden entrar a las taquillas, como tenemos un equipo de seguridad muy moderno nos permite identificarlos”.

Por su parte, Juan Manuel Herrero, presidente deportivo del Guadalajara, dijo que las barras “son de las peores cosas que se nos ocurrió traer a México”. “No veo en dónde ha estado el beneficio… ni en el apoyo a los equipos, ningún equipo siente apoyo por estas organizaciones, tampoco le veo ningún beneficio comercial”, expuso.

Más boletinados

La Fiscalía de Jalisco informó ayer de la captura de otros tres implicados en los hechos violentos del Estadio Jalisco.

La entidad indicó que dio con uno de los agresores a través de las redes sociales, en las que “presumió” la golpiza que les dio a policías.

La policía de Guadalajara detuvo a 19 personas en el estadio. A ocho se les abrió un proceso penal y otras 11 fueron dejadas en libertad de manera provisional, tras no encontrarse evidencias claras que los vincularan con los hechos violentos.

De los ocho consignados, la Fiscalía precisó que dos tienen antecedentes de haber protagonizado hechos violentos en estadios de Toluca, Puebla, Chiapas y Torreón.

El Ayuntamiento de Guadalajara aplicó una multa de 2.28 millones de pesos al Atlas, por el sobrecupo en la parte alta del estadio y las fallas que permitieron el ingreso de las bengalas.

El cuadro rojinegro fue multado también por la Federación Mexicana, por un monto cercano a los de 330,000 pesos, además de que el Jalisco fue vetado.

Cadena de errores

Un grupo de apenas 15 agentes intentó incautar y apagar las bengalas que varios aficionados de las Chivas, a los 85 minutos del Clásico tapatío. Los policías habían sometido con fuerza excesiva a uno de los integrantes de la barra de animación, lo que habría propiciado el enfrentamiento.

Los demás aficionados se resistieron y estalló la bronca. Las imágenes de la televisión mostraron a por lo menos dos policías que yacían inertes, mientras algunos fanáticos brincaban encima de ellos o les propinaban patadas.

También pudo verse que los rijosos, que superaban en número a los agentes, les quitaron los escudos y toletes, que fueron arrojados hacia los pisos inferiores de la tribuna o utilizados para golpear a los propios policías.

Según el código penal estatal de Jalisco, los inculpados podrían recibir penas de hasta 20 años de prisión. Dada la gravedad de los delitos, ninguno tiene derecho a salir libre bajo fianza.- EFE, Notimex y AP




Volver arriba