Los 7 pecados de la Liga MX

 

José Ángel Parra, Daniel Blumrosen Juárez y Héctor Alfonso Morales

MÉXICO, D.F. (SUN).— Así como las religiones han contabilizado siete pecados capitales, la Liga MX descubre su propio registro de yerros, que a lo largo de este semestre registran el cabalístico número.

En lo que va de 2014, el campeonato de Clausura ha protagonizado hechos de violencia en los estadios, actos de homofobia, racismo, baja producción de goles, mediocridad y, peor aún, adeudos salariales y hasta sucesos tipificados como fraudulentos, léase concretamente el caso Oceanografía.

“No podemos pensar que el futbol esté en una esfera aislada totalmente de lo que sucede en nuestra sociedad”, valora el especialista deportivo Eduardo Camarena. “Sí, vivimos en una sociedad con muchos problemas, en un país con mucha violencia, en un entorno donde cada vez hay menos principios morales y éticos, desafortunadamente”, enumera.

“Vivimos en un país que tiene altos índices de corrupción y no tendría que estar el futbol ajeno a estas circunstancias”, acentúa.

“Por eso creo que en el ente en el que cada uno se maneja tendrían que ser más cuidadosos y creo que eso le ha faltado a la Liga, el tener más cuidado, porque tampoco tú puedes permitirlo en tu familia. Sí, hay muchos problemas en la sociedad, pero tú no puedes permitir que esto entre a tu casa. Y creo que abriendo este ámbito al futbol, tendría que hacer esto la Liga MX”, remata el comentarista de TDN.

Raúl Orvañanos Marín cree que en México ya se están sentadas las bases para cambiar esa tendencia equivocada y pone como ejemplo la batalla contra el racismo.

“En México, ya se toman acciones para combatir esto, se creó un reglamento, el problema es que muchas veces, no se cumplen los reglamentos. En la Cámara de Diputados ya se aprobó una ley”, observa el cronista de Fox Sports.

“El racismo existe en todos lados. El otro día vimos a Dani Alves dando una buena muestra, una lección, comiéndose un plátano que le fue arrojado. El futbolista hace bien en burlarse de ellos”, añade.

Luis García Postigo evita mezclar las constantes pifias extra cancha con los factores que han causado un deterioro futbolístico, al extremo de verse envueltas entre los factores más criticados por los propios especialistas deportivos.

“El tema de racismo, el de la falta de pagos y el de la violencia, han sido una constancia en los clubes mexicanos”, reprocha el comentarista de TV Azteca.

“Si estamos intentando echarle la culpa a ese tipo de factores con lo malo del campeonato, me parece que se cometería un equívoco terrible. Por supuesto que son asuntos deleznables, pero eso no exime en lo más mínimo la baja calidad que vemos en la cancha”, observa convencido García Postigo.

Paco Villa, de Televisa Deportes, reconoce que en este semestre hubo muchas situaciones reprobables. “Fue lamentable ver actos racistas en algunos estadios, la violencia que se dio en el estadio Jalisco, y peor aún, la falta de pagos a los jugadores de algunos equipos, además de la intervención de un club por parte de las autoridades, como sucedió con el Querétaro”.

Enseguida, libera de culpa a los medios. No cree que éstos hayan generado falsas expectativas en torno de la Liga, que desde su conversión a MX se ha deteriorado.

“Pienso que la seriedad que hay en 14 dueños debe trasladarse a 18, o en su defecto 16 ó 17. En todos debe haber solvencia económica”, explica el especialista televisivo.

El capitán del Tri Gay, Andoni Bello, reclama otra tendencia en los estadios. El coro que las porras emiten cada que despeja el portero rival. “Exportamos un grito de homofobia y de odio. En Europa, la homofobia está igual de castigada que el racismo, aquí sólo se castiga el racismo, pero la Federación no condena la homofobia, no le importa hacerlo, ni a los diputados, pero este tipo de gritos también es violencia”, valora el futbolista.

Convencido de tanto deterioro, Luis García descarta que las finales vayan a servir ahora como remedio: “Ese es otro de los grandísimos equívocos, creer que la Liguilla puede salvar un torneo”, expone, esperanzado en que con la reapertura de la educación, la cura permee también en el futbol.

 

VIOLENCIA

El pasado 22 de marzo, barristas de Chivas golpearon a policías en el Jalisco. No fue el único hecho, pero sí el que más impacto generó en los medios, al extremo de apremiar la aprobación de una ley al respecto.

 

HOMOFOBIA

En todos los partidos del futbol local, fanáticos gritan “¡pu…!”, en coro, al portero rival. Hasta el momento, no se ha fomentado ninguna campaña contra este fenómeno y muchos comentaristas hasta se ríen.

 

RACISMO

También el 22 de marzo, pero en el estadio León, seguidores de Cruz Azul fueron expulsados del inmueble por emitir consignas racistas contra Eisner Loboa, lo que apremió a no permitirles más el acceso.

 

ADEUDOS

Futbolistas de los equipos Puebla, Jaguares, Atlante y Querétaro padecieron por la demora en sus pagos salariales. Incluso a algunos aún se les adeudan meses y quincenas, pese a que ya concluyó la campaña regular.

 

CASO OCEANOGRAFÍA

El 28 de febrero, la PGR intervino a la empresa Oceanografía, por fraude a Citigroup. Amado Yáñez era propietario del consorcio y el Querétaro, cuyos jugadores no cobraron en dos meses.

 

POCOS GOLES

El Clausura 2014 registró 376 tantos, la segunda producción más baja en la historia de los torneos cortos. Sólo mejor que las de los Clausura 2012 y 2013 (375). El promedio fue de 2.46 por juego.

 

MEDIOCRIDAD

Sólo el Cruz Azul (36) y el Toluca (32) sumaron más de 50% de las unidades que disputaron. En otros torneos, 25 puntos daban para ser octavo o noveno. Ahora, alcanzaron para tercero.




Volver arriba