Decepcionante empate entre Guadalajara y Cruz Azul: 0-0

Decepcionante empate entre Guadalajara y Cruz Azul: 0-0

Decepcionante empate entre Guadalajara y Cruz Azul: 0-0

Decepcionante empate entre Guadalajara y Cruz Azul: 0-0

GUADALAJARA, Jalisco (El Universal).- Chivas no es capaz de  superar su propia crisis. Cruz Azul no es capaz de imponerse a un  equipo cargado de presión.

La expectativa de un duelo entre dos  grandes del futbol mexicano termina con un decepcionante 0-0 en la  cancha rojiblanca. Un resultado que a nadie le sirve. Pero a quien  menos le sabe es al Rebaño Sagrado, que está cada vez más cerca del  descenso.

La presión de ver al Puebla con los mismos puntos en la tabla  porcentual, provoca que el Guadalajara salga a la cancha del Estadio  Omnilife hambriento de triunfo. Ejerce en los primeros minutos, como  pocas veces en el torneo, un dominio que le permite generar peligro  en el arco contrario. Vive, posiblemente, sus mejores momentos bajo  el mando de Carlos Bustos… aunque de poco sirva.  

De entrada, los laterales, Carlos Gerardo Rodríguez y Jesús Sánchez,  reciben la orden de constantemente agregarse al ataque. Sus arribos  por los costados provocan que Cruz Azul tenga poca salida. La  Máquina es en el arranque, de hecho, mucho equipo para tan poca  propuesta. Intenta lo que otros han hecho, con buenos resultados,  ante Chivas: aguantar y esperar un error.  

Por izquierda, Ángel Reyna levanta la mirada. Su centro lleva  potencia. Avanza a media altura. Jesús Corona mide y se lanza para  despejar con un puñetazo. Pero la redonda queda en el área. Gerardo  Rodríguez se levanta y cabecea. El remate no es potente, pero va al  arco. Parece anotación rojiblanca. Pero un ex chiva piensa lo  contrario. Francisco Javier Rodríguez se tiende. Estira la pierna  todo lo que puede.

Sobre la línea de gol, “El Maza” salva al cuadro  visitante, al ‘4.  El buen arranque del Rebaño Sagrado es contenido por La Máquina, que  sufre la baja de Fausto Pinto, que abandona el campo lastimado al  minuto ocho. Dicen que hay lesiones que arreglan alineaciones.  Imposible determinar qué tan cierto sea eso.

Pero lo único seguro es  que el ingreso de Gerardo Flores le da a los visitantes estabilidad  suficiente para apagar al Guadalajara.  Una pelota profunda es perseguida por Christian “Chaco” GimÚnez.  Llega a ella antes que el arquero y queda mano a mano frente a Úl.  Pero Antonio Rodríguez sale oportuno. Mide bien al rival. Se tiende  al césped. Evita la falta. Tapa el peligro. Y se queda la redonda  para robarle la posibilidad, al ‘12.  

El partido, entonces, cae en un marcado bache. La pelota va y viene  sin demasiada idea. Ninguno de los dos equipos atraviesa un buen  momento en el Torneo Apertura 2014. Y se nota. El duelo cede más  ante el miedo de perder que ante el deseo de ganar. La consecuencia  lógica de esa actitud: pocas opciones de peligro. El gran arranque  del Rebaño Sagrado es ahora parte del recuerdo.  

Cerca del descanso, Aldo de Nigris controla dentro del área. Aguanta  la marca. Se da la media vuelta. Mete una diagonal retrasada.  Rechaza Julio César Domínguez. El balón le cae a Jesús Sánchez, cuyo  disparo raso  supera a Jesús Corona. Otra vez parece anotación  rojiblanca. Pero sobre la línea de gol, el mismo “Cata” salva a su  equipo, al ’42.  

Un minuto más tarde, el ex chiva, Marco Fabián, controla dentro del  área. Encara a “Toño” Rodríguez. Con una finta se quita de encima al  arquero y empuja el esfÚrico a las redes. Pero en la banda, Alberto  Morín tiene la bandera en alto y el silbante Roberto García anula la  anotación por fuera de lugar. Al descanso sin goles.  

Para la parte complementaria, Chivas es el más urgido, pues tiene el  fantasma del descenso cada vez más cerca. “Chapo” Sánchez llega a  línea de fondo y pelea la pelota. La gana. Toca atrás para Fernando  Arce, cuyo disparo va lleno de potencia y vació de dirección. Se va  por un costado del arco que defiende Jesús Corona, que sólo observa,  al ‘48.  

Desde el costado izquierdo, la redonda viaja por alto. Atraviesa el  área completa. A segundo poste, Omar Bravo salta y supera a su  marcador. Conecta de cabeza. Cruzado, con intención. Corona  permanece estático. Nada puede hacer. Pero la redonda completa su  lenta trayectoria por un costado, al ‘55.  Mauro Formica cae dentro del área.

Los visitantes reclaman pena  máxima. El árbitro Roberto García señala al centro del área. Parece  que la señala. Pero no. Únicamente señala el saque de meta y el  Guadalajara respira tranquilo, al ’68.  En la recta final, el encuentro se abre. Ambos encuentran  oportunidades de llevarse la victoria. Primero, Pablo Barrera entra  al área por el costado derecha y saca un disparo raso, demasiado  cruzado, que se va por un costado (’87).

Chivas responde por  conducto de Ángel Reyna, que recibe una pared y de frente a la  portería dispara sin fuerza, a las manos de Corona (’90).  Y finalmente, Mariano Pavone controla dentro del área. Se da la  media vuelta. Tira con potencia. Pero “Toño” Rodríguez aparece para  tapar con el cuerpo. El arquero salva el partido para el  Guadalajara, que estuvo a punto de perder al ’91. Silbatazo final.  

La expectativa de dos equipos grandes termina con un 0-0. 




Volver arriba