Cuatro finales por delante

La calificación es un objetivo vital del equipo astado

2_180314p3venaosphoto01

Por espacio de 24 horas, los Venados de Mérida estuvieron en zona de calificación en el torneo Clausura 2014 de la Liga de Ascenso, empero, ayer amanecieron en el octavo puesto, empatados con el Cruz Azul Hidalgo, que se ubica en el séptimo, gracias a su mejor diferencia de goleo.

Sin embargo, el hecho de estar a tres puntos del tercer lugar de la tabla, con cuatro partidos por jugarse, hace pensar que los ciervos vivirán cuatro auténticas finales en el cierre del Clausura.

Por eso ayer, pese a la intensa lluvia que hubo por la mañana, los astados entrenaron con todo, ya que no pueden quedarse con lo sucedido el sábado pasado, cuando vencieron a los Toros de Celaya, 2-1.

“Hay que pensar en el próximo partido desde hoy (por ayer)”, afirmó el técnico Ricardo Valiño.

El timonel sabe que no será fácil asegurar un lugar en la liguilla, porque todos están muy pegados, e incluso los que están en la cima no puede confiarse, porque en cualquier momentos pueden ser rebasados.

El sábado próximo, en el Olímpico, los ciervos tendrán la oportunidad de quedar entre los primeros siete lugares, ya que se enfrentará al Cruz Azul Hidalgo.

Ambos equipos tienen 14 unidades.

El siguiente partido será en Sinaloa, donde visitarán a los Dorados, y luego recibirán a las Ballenas de Galeana, en el que será su despedida del rol regular en casa, y finalmente concluirán el torneo en la casa de los Correcaminos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT).

“Hay que ir partido a partido, con la intención de que el equipo mantenga su intensidad y no se cometan errores que nos cuesten caros”, enfatizó el estratega.

Para Valiño, la mentalidad siempre está enfocada en lo más alto.

Los astados entrenarán hoy de nueva cuenta, ya que el sábado próximo necesitan los tres puntos.- Hérbert O. Martínez Fuente




Volver arriba