Con sello yucateco

Freddy y Henry Martín le hicieron daño al Cruz Azul

El yucateco Henry Martín luchó siempre, con dos defensas, aunque ni con eso pudieron detenerlo ayer

Es un hecho que anoche los Venados de Mérida encontraron la fórmula ganadora para lo que resta del Clausura 2014 de la Liga de Ascenso MX, ya que los hermanos Henry y Freddy Martín se conjuntaron para hacer trizas a la defensa del Cruz Azul Hidalgo, lo que al final permitió a su equipo imponerse, 3-1.

Los delanteros yucatecos le hicieron daño a la defensa cementera, basados en su sello personal: nunca dar por perdido un balón.

El equipo dirigido por el ex jugador Joaquín Moreno nunca encontró la manera de detener a los veloces delanteros, y tras los goles, entonces se dedicaron a cometerles faltas, lo que hizo que Henry salga con una inflamación en una pierna, y Freddy muy agotado, por los constantes choques.

Al final, lo importante fue que los astados ganaron su partido correspondiente a la jornada 12 de la Liga de Ascenso MX, ya que eso les permitió meterse a la zona de calificación, pues con sus 17 puntos se ubicaron en el quinto lugar de la tabla.

Para la filial cementera el resultado es más que doloroso, porque están seriamente comprometidos en el problema de descenso, y sólo les restan dos partidos del rol regular, ya que aún no han descansado.

La lucha y movilidad de Henry y Freddy le permitió a los Venados encontrar el 1-0 a los 25 minutos, cuando el segundo peleó un balón que parecía perdido, se lo robó a un defensa y de pierna derecha venció al portero Javier Caso.

Con la ventaja, el equipo ciervo insistió y nulificó a los cruzazulinos, pero no llegó el segundo gol, aunque se crearon las opciones en el resto del primer tiempo.

Al inicio de la segunda parte, a los 61 minutos, llegó el 2-0, otra vez con el sello yucateco, ya que Freddy desbordó por la derecha, se quitó a su marcador y mandó un centro a la llegada de su hermano Henry, quien empujó el esférico para el tanto ciervo.

Sin poder reaccionar, el Cruz Azul Hidalgo recibió el 3-0 a los 68 minutos, gracias a un certero cabezazo del defensa central Fernando “El Pollo” Salazar.

Para el final del partido, ya muy desgastados por el esfuerzo, vinieron los cambios de los Venados, y los cementeros respondieron, con el tanto de Rodolfo Espinoza, a los 83′. Al final, el público agradeció el esfuerzo y la victoria.- Hérbert O. Martínez

Se reportó una asistencia superior a las 6,500 personas ayer en el Estadio Olímpico, de las cuales 3,551 fueron con boleto pagado. La afición yucateca salió contento con el esfuerzo de sus jugadores y los reconoció al final con nutridos aplausos y porras.




Volver arriba