Carlos Slim y su primera final de la Liga MX

MÉXICO (SUN).— Por primera vez en la historia, un partido de la final del fútbol mexicano no será transmitido por televisión abierta. El “duopolio” de las televisoras sufrió un duro golpe, que se mitiga porque cuentan con el duelo de vuelta.

La final no sólo enfrenta al América contra León, sino a Televisa contra el empresario Carlos Slim, mientras que TV Azteca quedó relegado a ser un espectador más, lo cual le representa dejar de ganar millones en publicidad.

En años pasados, la “amenaza” de que León llegara a la final estuvo latente, en el Apertura 2012, sin embargo, los Xolos de Tijuana se encargaron de conjurar ese “peligro”. En aquella ocasión, la directiva de los Esmeraldas se había mostrado abierta a negociar con alguna televisora. El director deportivo de los “Esmeraldas”, Rodrigo Fernández, aseguró que no habrá cambio alguno en las transmisiones, por lo que el duelo de ida, en el estadio León, será transmitido a través de la cadena Fox Sports o por internet, aunque aún podrían darse algunas negociaciones.

Grupo Carso, propiedad de Carlos Slim, tiene participación en equipos como León y Pachuca, por lo que, en próximos años, los Tuzos podrían cambiar sus derechos de transmisión, con lo que la amenaza al “duopolio” televisivo sufriría un nuevo golpe.




Volver arriba