Vive Chile entusiasmo y fiebre consumista por Brasil 2014

SANTIAGO DE CHILE(NOTIMEX).- Más de 40 mil chilenos viajarán por vía aérea, por tierra y por mar a Brasil para seguir a la selección chilena de fútbol y ser partícipes del Mundial Brasil 2014, según agencias de viajes y turismo.

Este domingo se dan los últimos toques a uno de los proyectos masivos más espectaculares que da cuenta del interés por la participación de “la Roja” la selección nacional, en el evento más importante del fútbol mundial.

En el Parque Intercomunal de la Reina se reunirán por última vez, antes de partir hacia Brasil, los tres mil 200 integrantes de la Caravana Santiago-Brasil 2014, que viajarán por tierra en unos 800 automóviles, casas rodantes y autobuses y recorrerán 10 mil kilómetros para confirmar su pasión futbolera.

La caravana partirá la mañana del 7 de junio próximo y la ruta será Santiago-Argentina, Foz de Iguazú y Brasil, y regresarán tras 27 días de emociones, alegrías y/o frustraciones deportivas, pero habiendo cumplido su sueño de estar en un mundial.

Otra opción para los aficionados es la que oferta la empresa Crucero Mundial, que ofrece a los chilenos un viaje en el “Crucero a toda Roja”, con todo incluido (alojamiento, comidas, bebidas), entradas y “todas las comodidades para pasarla bien”.

La fiebre mundialista se vive a todo nivel y junto a la pasión de los hinchas, que se endeudan quizás por años para pagar pasajes, estadía, entradas y hasta souvenires, se desata la campaña publicitaria y comercial de empresas y tiendas que ven una oportunidad para el negocio.

Pero también el gobierno chileno ha tenido que hacerse cargo y la cancillería ha desplazado a Brasil a más de una treintena de funcionarios consulares para atender eventuales urgencias de los connacionales que se prevé visitarán al menos 10 ciudades brasileñas.

Las eventualidades son variadas y podrán ser desde la pérdida o robo de documentos o dinero, detenciones, problemas de salud hasta riñas o accidentes.

Sin embargo, el director de Asuntos Consulares de la cancillería, Alejandro Marisio, a la cabeza del plan de contingencia para el Mundial, advirtió que “no hay presupuesto para solucionar falta de alojamiento, abogados o atenciones médicas”.

La recomendación es llevar seguro médico, aplicarse las vacunas correspondientes, llevar ropa liviana y tener precauciones sanitarias diversas.

Mientras, el comercio chileno muestra ya caras alegres por las ventas: las importaciones de televisores crecieron 88 por ciento y los consumidores “optan” por modelos de más de 40 pulgadas, estimulados por una persistente y abrumadores publicidad.

En el periodo enero-abril de 2014 las importaciones fueron de 859 mil 149 aparatos, 88 por ciento más a igual periodo de 2013, según el Departamento de Estudios del Servicio Nacional de Aduanas.

Y claro la oferta y el consumo privilegian los televisores de más pulgadas, bajando la venta de los más comunes de 32 pulgadas, ya que los preferidos son los aparatos de 40, 42 y 46 pulgadas, y nuevas tecnologías.

Este año ingresó al mercado un televisor con una pantalla de 85 pulgadas.

En medio de la euforia y de las invitaciones a la compra, el precio no importa mucho, ya que para ello se ofrecen planes de crédito que dejarán su huella por largos meses en los presupuestos familiares.

Pero, además para ver el Mundial hay que tener puesta la camiseta de Chile y la original, que es idéntica a la que usarán los deportistas, tiene un módico valor de 100 mil pesos (unos 185 dólares), la mitad de un salario mínimo mensual.

A ello hay que sumarle el tradicional asado que acompaña a los partidos, la cerveza con marca “mundialera” y todo la mercadotecnia que acompañará el acontecimiento.

“Todo sea por la Roja” y sus perspectivas de hacer un gran papel en el Mundial, como piensa 54.8 por ciento de los chilenos, según una encuesta de la consultora GfK Adimarkt, aunque sólo 13.9 por ciento cree que Chile ganará el torneo.

Pero como dice una frase popular “la esperanza es lo último que se pierde”.

Etiquetas:, ,